Un chapuzón apto para invidentes en las playas de Benidorm

La playa de Poniente estrena un sistema para facilitar el baño a personas ciegas o con dificultad visual

15.07.2016 | 01:48
Un chapuzón apto para invidentes en las playas de Benidorm

Eliminar las barreras a las que se enfrentan los invidentes cuando acuden a la playa. Ese es el objetivo del nuevo sistema que estrenó ayer Benidorm para facilitar el baño a las personas ciegas o con dificultad visual. Un mecanismo pionero en la provincia que se ofrece desde ayer de forma gratuita en la playa de Poniente.

El novedoso sistema que facilita el baño a las personas invidentes o con discapacidad visual fue inaugurado ayer con la presencia del concejal de Playas, el popular Lorenzo Martínez, quien presentó este dispositivo acústico, que se ha instalado en el punto de playas accesibles del Parque de Elche, en la zona de Poniente. El mecanismo funcionará durante todo el año y desde ayer ya pueden ponerlo a prueba los usuarios.

Martínez explicó que el dispositivo de audioplaya está compuesto de diferentes elementos dotados de señales acústicas que «permiten al usuario desplazarse desde la zona de descanso de playas accesibles hasta el mar, y viceversa». Una vez en el mar, el usuario puede nadar libremente en la zona delimitada, que está asegurado con unas balizas de información que emiten señales si la persona con discapacidad visual se acerca al fin del perímetro. Esas señales las recibe el usuario a través de un reloj de pulsera que, además, «le posibilita estar en contacto constante con el socorrista, garantizando así su seguridad y un servicio de calidad», destacó el concejal responsable de las playas de la ciudad turística.

El dispositivo audioplaya cuenta con un tótem de recepción, que informa al usuario sobre las modalidades del baño organizado en la playa; balizas táctiles, que posicionan su ubicación en la playa; un tótem de playa, que indica el número y posicionamiento de los postes en el mar; balizas de información y un reloj emisor estanco que portará cada usuario.

El coste del dispositivo ha rondado los 18.000 euros y ha sido sufragado a partes iguales por la Concejalía de Playas y la Agencia Valenciana de Turismo. «Con este sistema de ayuda al baño para las personas con alguna discapacidad visual las playas de Benidorm se ponen a la vanguardia en materia de accesibilidad», ensalzó Martínez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine