ÚLTIMA HORA
Desalojado el aeropuerto de Schiphol tras disparar la Policía a un individuo
Benidorm

Expertos alertan de que el cambio climático reducirá la llegada de turistas en agosto

Profesionales debaten sobre el impacto del calentamiento global en la principal actividad económica de Benidorm

26.06.2016 | 02:18
Los cinco ponentes se hacen un «selfie» con la playa de Levante de fondo.

El mar alcanza en junio una temperatura que hace años era propia de finales de verano.

Hacer el agosto en pleno mes de junio puede ser a medio plazo una realidad en Benidorm. Así lo vaticinaron ayer profesionales cualificados del ámbito de la Climatología y el Turismo que se dieron cita en la capital de la Costa Blanca para analizar, ante representantes del sector, cómo afectará el cambio climático a la principal actividad económica de la ciudad. Los expertos alertan de que el calentamiento global puede terminar alterando el actual calendario turístico y trasladar, de esta manera, los picos de pernoctaciones que tradicionalmente se concentran en julio y agosto a otros meses alejados de la temporada alta.

El hecho de que en estos momentos del año, el mar Mediterráneo ya haya alcanzado una temperatura propia de finales de verano es uno de los factores que llevan a los expertos a pensar que en unos años los turistas pueden adelantar las fechas de sus vacaciones en la capital de la Costa Blanca. Por ello, uno de los temas que salió a relucir ayer durante la jornada «Clima, Cambio Climático y Actividad Turística» fue la posibilidad de modificar el calendario de temporada alta, muy centrado en la actualidad en julio y agosto.

Así, el catedrático de la Universidad de Alicante (UA), Jorge Olcina, experto del ámbito de la Climatología y Geografía vaticinó durante su ponencia que «el calendario turístico podrá prolongarse desde junio a septiembre, incluidos, además de considerar la estación primaveral junto con octubre muy aptos para las estancias turísticas en la Costa Blanca». El profesor hizo un repaso por la evolución del turismo y sobre cómo ha ido variando la estacionalidad de la oferta en función de la coyuntura social. De hecho, recordó que durante la primera mitad del siglo XX lo que se promocionaba precisamente era el buen clima del invierno. Un reclamo que cambió de pleno a partir de la década de los 50, cuando la propaganda se centró exclusivamente en la temporada estival. El cambio climático podría revertir de nuevo esta tendencia y centrar la llegada de visitantes en otros momentos del año.

Riesgo anticipado
Una teoría que cobra fuerza si, además, se tiene en cuenta que el hecho de que el mar registre una temperatura en junio propia de finales de verano también eleva la posibilidad de que se introduzcan modificaciones en el calendario de riesgo frente a determinados peligros como tormentas y lluvias intensas a causa de la presencia de aguas calidas, como indicó Olcina. Ante esta nueva circunstancia, el catedrático de la UA puso sobre la mesa la necesidad de modificar, en la escala local, los protocolos de protección civil y sanidad pública.

Más allá de las alteraciones que el calentamiento global pueda introducir en el calendario turístico, los cinco ponentes coincidieron en reivindicar la necesidad de adaptarse cuanto antes a las nuevas circunstancias del sistema.

Capacidad de resiliencia
La directora del Servicio Meteorológico de TVE, Mónica López, apeló a la resiliencia del turismo para adaptarse al cambio. «El crecimiento del sector debe desacoplarse del aumento de emisiones del CO2. Hay que crecer pero de la manera correcta», sentenció. Por su parte, el director del portal de información meteorológica Divulgameteo, José Miguel Viñas, hizo hincapié en la importancia de que los profesionales de la comunicación meteorológica desarrollen una labor de concienciación sobre el calentamiento global. De esta forma, se podrá mejorar la adaptación al mismo, señaló el experto.

También el jefe de área de Evaluación y Modelización del Clima de la Agencia Estatal de Meteorología, Ernesto Rodríguez, y el catedrático de Climatología de la Universidad de Barcelona, Javier Martín, recalcaron durante su intervención la necesidad de que los establecimientos hoteleros introduzcan nuevas medidas para «mitigar» los efectos del calentamiento global en una jornada promovida desde la cátedra Pedro Zaragoza de la UA celebrada en el edificio municipal Torrejó.

Entre los asistentes a la acción informativa se encontraban el alcalde de Benidorm, el popular Toni Pérez, que de hecho clausuró la jornada; el rector de la UA, Manuel Palomar o el director general del Patronato de Turismo, José Francisco Mancebo. Asimismo, muchos hoteleros acudieron a las ponencias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine