El incendio en un piso de Altea desaloja a los vecinos del edificio durante dos horas

La propietaria del inmueble, dos policías locales y un guardia civil fueron atendidos por inhalación de humo

12.06.2016 | 02:05
El incendio en un piso de Altea desaloja a los vecinos del edificio durante dos horas

El incendio de un piso situado en la calle La Trompa de Altea, encima de la cafetería Bon Estar, ocurrido a la una y media de la madrugada de este sábado ha obligado al desalojo del edificio como medida de precaución durante dos horas. A resultas del fuego tuvieron que ser atendidos por los servicios sanitarios dos policías locales, un guardia civil y la propietaria del inmueble por inhalación de humo. Los policías locales fueron trasladados al Hospital Comarcal de la Marina Baixa y este sábado todavía permanecía ingresado en observación uno de los agentes.

Según fuentes de la Policía Local de Altea, al parecer el fuego se produjo por una mala combustión de la cocina de la vivienda ubicada en la tercera planta del inmueble, aunque este sábado la Guardia Civil estaba investigando "las verdaderas causas", afirmaron desde la Policía Local. El incendio comenzó a la 1:25 horas e inmediatamente acudieron tres unidades de la policía.
Poco después llegaban dos unidades de la Guardia Civil y luego otras dos de bomberos, que, como medida preventiva, aconsejaron el desalojo de los vecinos del edificio. Según relató ayer el concejal de Seguridad Ciudadana, Vicent Ripoll, los primeros que entraron en la vivienda fueron los policías locales. "Había mucho humo en la casa y lo primero que hicieron los agentes fue buscar a la dueña, que la encontraron en su habitación paralizada por el pánico y con la cabeza asomada por la ventana". Con la ayuda de un guardia civil "rescataron a la propietaria que tenía claros síntomas de asfixia". En la calle, las cuatro personas "fueron atendidas por los servicios sanitarios desplazados al lugar" y posteriormente se les trasladó al Centro de Salud de Altea donde recibieron los primeros auxilios. Los facultativos decidieron el traslado de los policía locales al Hospital Comarcal de la Marina Baixa, en La Vila Joiosa, "porque eran los que más humo habían tragado". Ya en el hospital, a uno de los policías se le dio de alta tres horas después, mientras que el segundo agente fue ingresado en la unidad de observación donde todavía permanecía este sábado.
El incendio no afectó al resto del edifico, por lo cual dos horas después de desalojarlo los vecinos volvieron a sus casas. Por otro lado, la vivienda afectada solo tiene daños en la cocina, según las primeras estimaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine