Beniardà

Amplio despliegue para sofocar un incendio en la zona del pantano

La compleja orografía del terreno afectado por las llamas dificulta las tareas de extinción y moviliza a medios aéreos y terrestres

08.06.2016 | 01:08
Amplio despliegue para sofocar un incendio en la zona del pantano

Amplia movilización para sofocar un incendio forestal declarado ayer sobre las 14.00 horas en el entorno del pantano de Guadalest, en la parte del término municipal de Beniardà. Un total de dos medios aéreos, dos brigadas forestales con sus correspondientes autobombas, una dotación de bomberos del Consorcio de Alicante y una unidad de prevención lucharon contra las llamas durante la jornada de ayer pero, con todo, el fuego seguía activo al cierre de este edición, según confirmaron fuentes de Emergencias 112 de la Comunidad Valenciana a este periódico.

La compleja orografía del terreno afectado por las llamas dificultó el acceso al foco del incendio y ralentizó las labores de extinción del mismo. De ahí que a primera hora de la tarde, sobre las 16.00 horas, se movilizaran dos medio aéreos para sofocar desde el cielo este fuego forestal que ha puesto en riesgo una buena parte de la ladera que linda con el pantano de Guadalest desde el término municipal de Beniardà.

De momento, no han trascendido las hectáreas que podrían haberse visto afectadas por el fuego. No obstante, fuentes de Emergencias 112 explicaron que las llamas podrían haber calcinado principalmente zonas de pinada, matorral y algún pequeño cultivo. Se desconocen las causas del incendio.

«Zona escarpada»
Con todo, las mismas fuentes hicieron hincapié en que el incendio forestal declarado en el entorno del pantano de Guadalest se propagó a primera hora de la tarde por una zona «muy escarpada», lo que impidió que el fuego se diera por extinguido a lo largo de la jornada de ayer. Los medios aéreos abandonaron la zona sobre las 21.00 horas pero se reforzaron las unidades terrestres. Así las cosas, un total de tres brigadas forestales y cuatro vehículos del Consorcio de Alicante junto a dos capataces coordinadores y un agente medioambiental seguían trabajando al cierre de esta edición por mantener bajo control las llamas y evitar su propagación.

A pesar de que la compleja orografía del terreno jugó una mala pasada a la hora de acceder al foco y apagar las llamas, cabe destacar que la ausencia de fuertes ráfagas de viento evitó, al menos, que el incendio se extinguiera con rapidez, como explicaron fuentes consultadas por este periódico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine