Benidorm

El PP se alía con C's para crear una ordenanza contra el «turismo de borrachera»

Se quiere poner coto al ambiente de fiesta y desenfreno que se vive en algunas zonas de la ciudad

02.06.2016 | 00:50
El PP se alía con C's para crear una ordenanza contra el «turismo de borrachera»

La repentina alianza entre el PP y C's permitió ayer sacar adelante la redacción de una polémica ordenanza cívica que busca combatir el llamado «turismo de borrachera» en Benidorm. Con la elaboración de esta nueva normativa se quiere poner coto al ambiente de fiesta y desenfreno que se vive en algunas zonas de la ciudad en las que se concentra la gran masa de turistas británicos, como en el Rincón de Loix. La intención es redactar un documento que aglutine todas las leyes que ya existen para regular «comportamientos y actitudes» que perjudican la imagen de la ciudad y su marca turística, como remarcó el portavoz de C's, Rafael Gasent.

Con la aprobación de esta medida se ha vuelto a poner el foco en una problemática que viene de lejos en la capital turística de la Costa Blanca y que desde C's advierten de que cada día va a más. Frenar el consumo de alcohol en la vía pública y el desmadre que se escenifica en algunas calles de la ciudad es el objetivo de C's. Por ello, la idea es aglutinar en una única ordenanza todas las normativas que en la actualidad velan por mantener el orden y la seguridad en Benidorm.

«Tenemos un problema que hay que atajar. Debemos prevenirlo antes de que se nos venga encima», lanzó ayer Gasent durante un acalorado debate que ha dividido al Ayuntamiento, así como al sector turístico. El portavoz de C's no quiso entrar en detalles ayer sobre las actitudes que quieren combatir y se limitó a decir que «hay comportamientos incívicos e indecorosos entre visitantes y residentes» que es necesario frenar. Su solución es elaborar una nueva ordenanza que aglutine todas las normas ya existentes para velar por la seguridad en las calles y buscar un equilibrio entre el ocio y el descanso vecinal. Pese a que en su primera intervención Gasent se mostró más comedido, el edil terminó el debate sobre su moción rechazando «este tipo de turismo en Benidorm».

«Se ha permitido todo»
Por su parte, el portavoz de Ciudadanos por Benidorm (CBM), Arturo Cabrillo, fue más allá y argumentó su voto a favor de la propuesta de C's al considerar que en Benidorm «se ha dado cabida a un tipo de ocio donde se permite todo: prostitución, alcohol...». «Una nueva regulación puede ayudar a frenar este tipo de diversión y encaminarnos hacia otros modelos de ocio», consideró el representante de CBM.

Desde el ejecutivo local popular admitieron el problema y, de hecho, votaron a favor de la medida. Con todo, el concejal de Seguridad, Lorenzo Martínez, justificó, en parte, la situación por la merma que se ha sufrido en los últimos años en los efectivos de la Policía Local. Con todo, el edil apuntó que «si logramos tener en una misma ordenanza todos los puntos puede que seamos capaces de frenarlo». Un argumento que chocó con el que defendió hace unos días el propio alcalde, Toni Pérez, que restó importancia a la problemática. Sin embargo, finalmente, el grupo popular optó por dar su apoyo y sacar adelante la medida de C's.

División
En cambio, desde el resto de grupos criticaron duramente la nueva normativa al considerar que ya existen reglas para combatir esta problemática. De hecho, el PSOE llegó a pedir la retirada de la moción al esgrimir que «la normativa ya existe. El problema es que no se cumple». «Si ya se puede aplicar, por qué no se hace», cuestionó el portavoz socialista, Rubén Martínez.

En la misma línea, la portavoz de Liberales de Benidorm, Gema Amor, cargó contra la iniciativa de C's y reclamó mayor número de efectivos de la Policia Local para aumentar la vigilancia. No hay que olvidar que en 2014, la propia Amor, entonces en el gobierno, impulsó una normativa similar que fue rechazada por el resto de formaciones, por lo que criticó la nueva postura del PP.

También el representante de Compromís-Los Verdes, Josep Bigorra, mostró su negativa a la propuesta. «No podemos garantizar que con una nueva normativa se vaya a solucionar el problema. Hay que cumplir con las normas que ya existen», defendió el edil.

Informes contrarios
Cabe destacar, además, que existen informes de los técnicos municipales contrarios a la creación de esta nueva normativa. En estos documentos se enumeran las normas que ya existen para garantizar la seguridad en las calles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine