Benidorm

La Policía Nacional evita el suicidio de un detenido en los calabozos

El arrestado usó su camisa para intentar ahorcarse delante de su novia, ambos recluidos por robar zapatos de lujo

02.06.2016 | 14:07

Un agente de la Policía Nacional evitó ayer que un detenido se quitara la vida en los calabozos de la Comisaría de Benidorm. El arrestado, de 31 años y de origen rumano, estaba retenido por el supuesto hurto de zapatos de lujo, tal y como pudo saber este diario. Junto a él se encontraba su novia, también de origen rumano y acusada de los mismos hechos, que fue testigo de todo lo ocurrido en la celda.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 11 de la mañana de ayer, según relataron fuentes cercanas al caso. Al parecer, el detenido trató de quitarse la vida ahorcándose con su propia camiseta, que había colocado en el cerco de la puerta.

El policía que estaba custodiando a los arrestados en los calabozos se percató de lo que estaba sucediendo. Acto seguido, abrió la puerta de la celda y el detenido cayó al suelo. El agente, reincorporó al hombre y le quitó la camiseta del cuello. En esos momentos, el joven estaba semiinconsciente y al borde de la asfixia, según explicaron fuentes cercanas al caso. Justo cuando el agente se disponía a hacer la reanimación cardiopulmonar, el detenido pudo retomar la respiración, consiguiendo así que el hombre no falleciera. Todo ello, delante de la novia del arrestado, según detallaron las mismas fuentes.

Finalmente, el joven tuvo asistencia psicológica y fue atendido en las Urgencias del Hospital de la Marina Baixa, tal y como marcan los protocolos de actuación en estos casos.

La pareja había sido arrestada por el supuesto robo de zapatos de lujo en establecimientos de la ciudad. Al parecer, entraban en tiendas y pedían un número para probarse y, en un descuido de los dependientes, emprendían la fuga llevándose consigo la mercancía. Fuentes policiales señalaron que, cuando fueron detenidos, los agentes se incautaron de cerca de una treintena de pares de zapatos cuyo valor en el mercado podría alcanzar los 7.000 euros.

Cabe recordar que esto ocurre cuando no ha pasado ni un año después de que un británico se suicidara en los mismos calabozos. La familia del hombre denunció que había supuestas carencias en la Comisaría que podrían haber propiciado este fatal desenlace. La investigación judicial abierta para esclarecer las circunstancias del suicidio acabó archivándose, ya que ni el juez ni el fiscal apreciaron una posible negligencia en la custodia policial del detenido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine