06 de mayo de 2016
06.05.2016

El Tribunal de Cuentas exige a Navarro devolver 6.900 euros por su gestión en Benidorm

El órgano fiscalizador exime de responsabilidad contable al exprimer edil en cinco de las seis irregularidades

07.05.2016 | 01:57
El Tribunal de Cuentas exige a Navarro devolver 6.900 euros por su gestión en Benidorm

Un total de 6.902 euros. Esa es la cantidad que le exige el Tribunal de Cuentas al ahora diputado provincial socialista y exalcade de Benidorm, Agustín Navarro, por su gestión al frente del Ayuntamiento benidormense. Así, el órgano fiscalizador ha apreciado responsabilidad contable del exprimer edil en una de las seis irregularidades que detectó la Sindicatura de Cuentas durante los ejercicios 2011 y 2012 cuando Navarro ejercía como alcalde en el Consistorio. Así se detalla en la providencia que ya ha sido notificada a todas las partes y a la que ha tenido acceso este periódico.

En concreto, el órgano fiscalizador reclama 6.224 euros a Navarro como «presunto responsable del alcance fijado en la correspondiente Liquidación Provisional», según se expone en el documento emitido por el Tribunal de Cuentas. A esta cantidad hay que añadirle 678,93 euros en conceptos de intereses. Un total de 6.902 euros que deberá devolver el que fuera alcalde del Ayuntamiento de Benidorm, entre 2009 y 2014, por el pago de unas indemnizaciones por el cese de 18 trabajadores eventuales.

El Tribunal de Cuentas entiende que, de las seis presuntas irregularidades investigadas, tan sólo en ésta hay «menoscabo de los fondos públicos», ya que los empleados despedidos no tenían derecho a ser indemnizados al tratarse de personal de confianza. Por tanto, el órgano fiscalizador solicita a Navarro devolver la suma de esas cantidades al considerarlo responsable máximo de los pagos.

Hay que tener en cuenta que de las seis irregularidades contables investigadas por el Tribunal de Cuentas, la relativa al pago de indemnizaciones por el cese de personal eventual era la que menos sanción económica acarreaba para el exprimer edil benidormense. De hecho, si las otras cinco anomalías detectadas por la Sindicatura hubieran tenido alcance contable para el exalcalde de Benidorm, éste se habría visto obligado a reintegrar a las arcas locales más de un millón de euros, según fuentes municipales.

Como se recordará el Tribunal de Cuentas inició la investigación de estas seis irregularidades contables tras recibir un informe de la Sindicatura en el que se advertían de las anomalías en la gestión de personal del Consistorio en los ejercicios 2011 y 2012.

Entre las cuestiones en las que indagaba el procedimiento y de las que se ha eximido de responsabilidad contable a Navarro se encontraba la vulneración de los límites de los complementos de productividad y gratificaciones. Un punto en el que el órgano no sanciona al no apreciarse «menoscabo» para los fondos públicos.

En lo relativo a la vulneración del acuerdo del pleno de reducción del 15% del sueldo personal de gobierno y eventuales, el tribunal lo rechaza porque ya se ha cumplido con el plan de devolución. Asimismo, tampoco ve alcance contable en las irregularidades en pagos por servicios extraordinarios puesto que, según el tribunal, no procede la fiscalización si se atiende a la dimensión de la Corporación.

En cuanto a las irregularidades en pagos por gratificaciones por bolsa de Policía, el órgano fiscalizador considera que los abonos cuentan con fundamento en las sucesivas negociaciones de condiciones de trabajo. Por último, también se exime a Navarro de sanción por el pago de dietas por asistencia a comisión de hacienda sin justificar al señalar el Tribunal de Cuentas que sí figuran los documentos que atestiguan la presencia de los miembros de la citada comisión.

En definitiva, el Tribunal de Cuentas rechaza cinco de las seis irregularidades mientras que sí atribuye el pago de las indemnizaciones por el cese de 18 eventuales a Navarro, exigiéndole 6.902 euros. El exalcalde ya ha depositado un aval por esa cantidad, según confirmaron fuentes consultadas por este medio.

La resolución del Tribunal de Cuentas viene a reforzar la defensa del exalcalde de Benidorm en la causa que mantiene abierta en un juzgado de Benidorm por la presunta contratación irregular de afines durante su mandato.

Fase de enjuiciamiento
Ahora, el procedimiento iniciado por el Tribunal de Cuentas entra en la fase de enjuiciamiento y da un plazo de nueve días para que las partes afectadas, entre las que está Agustín Navarro y el propio Ayuntamiento de Benidorm, decidan si comparecen ante el órgano fiscalizador para el «mantenimiento u oposición a la pretensión de responsabilidad contable», según se expone en el edicto emitido por el ente fiscalizador.

De hecho, según apuntaron ayer a este diario fuentes del Tribunal de Cuentas, se acaba de abrir el procedimiento de reintegro por alcance y todavía no se ha presentado demanda.

Por su parte, la edil de Hacienda de Benidorm, Lourdes Casalles, adelantó ayer que el Ayuntamiento va a personarse en la causa para poder analizar a fondo todo el expediente en el que se ha basado el órgano fiscalizador para llegar a esta conclusión y, una vez estudiado, decidir qué postura tomar al respecto. Esto es, si reclamar a Navarro los 6.902 euros que el tribunal exige devolver a las arcas de Benidorm.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine