Benidorm

La Fiscalía pide año y medio de cárcel a una exedil del PSOE por acoso laboral a una funcionaria

El Juzgado abre juicio oral a Isabel Martínez, tras una querella de la coordinadora de Bienestar Social

05.05.2016 | 01:56
Isabel Martínez, en un centro social de Benidorm, cuando era edil de Bienestar Social.

El Juzgado de lo Penal número 2 de Benidorm ha abierto juicio oral a la exconcejal socialista Isabel Martínez por un presunto delito de acoso laboral a una funcionaria que desempeña tareas de coordinadora del departamento de Servicios Sociales en el Ayuntamiento de Benidorm. El juicio está fijado para los próximos 10 y 11 de mayo, y la Fiscalía pide para la demandada un año y medio de prisión y una indemnización por los 404 días en los que la trabajadora fue supuestamente sometida a dicho acoso laboral.

El proceso arrancó en abril del año 2011, un mes antes de que Isabel Martínez dejara de ser concejal. Entonces, la funcionaria presentó una querella contra la todavía edil de Bienestar Social por un presunto delito de acoso laboral al que ésta la habría sometido y que le provocó una crisis de ansiedad que le obligó a estar durante un periodo de baja, siempre según el relato de la denunciante.

La trabajadora denunciaba que había sido desalojada de su despacho y destinada a otras dependencias municipales por orden del entonces concejal de Recursos Humanos, Juan Ramón Martínez, quien tampoco está ya en la Corporación. Asimismo, afirmaba que en su nuevo lugar de trabajo no disponía de «los elementos y herramientas necesarias para el correcto y completo desempeño de sus funciones» y agregaba que tan sólo se había dispuesto «una mesita y cuatro sillas infantiles» para que pasara la jornada laboral, sin ningún otro medio electrónico «ni funciones que desempeñar».

Según el Sindicato Profesional de Policía Local y Bomberos (SPPLB), al que la funcionaria está afiliada y del que ahora es cargo electo, desde la concejalía se acusó a la trabajadora de destruir documentos, de no tener «buena relación con sus compañeros» y de no estar «de acuerdo con las líneas marcadas por el departamento». Asimismo, la entonces edil del área requirió la presencia de la Policía Local y del concejal de Recursos Humanos para que la obligaran a trasladarse a su nuevo destino. Todo ello, según la querella, motivó que la funcionaria sufriera «una crisis de ansiedad», por lo que tuvo que coger durante un tiempo la baja laboral.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine