La Vila Joiosa

Los dueños del quiosco de La Cala llevan a los tribunales su desalojo

Abren un contencioso administrativo contra el Consistorio vilero tras verse obligados a echar el cierre

06.05.2016 | 01:10
Los dueños del quiosco de La Cala llevan a los tribunales su desalojo

Semanas después de verse obligados a echar el cierre tras la orden de desalojo decretada por el Ayuntamiento de La Vila Joiosa, los dueños del Quiosco de Gaspar, emplazado en La Cala, están dispuestos a dar la batalla y, de hecho, han llevado a los tribunales la decisión municipal que abocó a la clausura a este emblemático quiosco de la localidad. Así las cosas, la propiedad ha presentado un recurso contencioso administrativo, al que ha tenido acceso este diario, contra la resolución adoptada por la administración local con la que se ha recuperado la parcela pública donde, hasta hace un mes, se ubicaba el chiringuito.

Como se recordará, los dueños desalojaron hace un mes la parcela donde desarrollaban su actividad sin oponer resistencia. Sin embargo, ahora sí están dispuestos a llevar a los tribunales esta decisión municipal. «Hay una falta de justificación y motivación de la medida», consideró ayer el representante legal de la propiedad, el abogado Luis Bajo, quien recordó que la parcela que el Ayuntamiento quiere recuperar sigue ocupada, en una parte, por las paralizadas obras del Atrium Beach. Con todo, no hay que olvidar que el gobierno de La Vila también se ha puesto en contacto con los responsables del hotel para desalojarles.

Hay que tener en cuenta que desde hace 16 años, unos metros de la parcela en cuestión han estado ocupados por los responsables del Quiosco de Gaspar a través de un contrato en precario que el Ayuntamiento le iba renovando año tras año. Los dueños del chiringuito solicitaron el pasado mes de noviembre la autorización para tener abierto durante 2016 su negocio y, de hecho, pagaron las tasas correspondientes para ello.

Sin embargo, unos meses después desde el Consistorio se decidió revocar la decisión y desalojar al Quiosco de Gaspar, que por otra parte, había suscitado cierta polémica al generar malestar entre los vecinos de La Cala, quienes llevaban años reclamando nuevos espacios públicos para el ocio en esta parte de la localidad.

«No es nada personal»
Con el desalojo del Quiosco de Gaspar, el ejecutivo municipal dio respuesta a los peticiones vecinales, como recordó ayer a este diario la edil de Fomento Económico de La Vila, Marta Sellés. «No es nada personal, solo queremos recuperar una parcela que es pública y tiene un fin dotacional», insistió la concejal vilera a la vez que aseguró no haber tenido acceso todavía a la documentación relativa al contencioso administrativo abierto por los dueños del Quiosco de Gaspar.

Con todo, la propiedad del chiringuito espera ahora que la justicia se ponga de su lado y recuperar así por un tiempo más el usufructo de esta pequeña parte de suelo municipal que el Quiosco de Gaspar ha llenado de vida durante años. De momento, un juzgado de Alicante ya ha admitido a trámite el recurso interpuesto por la propiedad y da un plazo de 20 días al Ayuntamiento para trasladar el expediente administrativo que forzó el cierre del establecimiento hace ahora un mes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine