Benidorm emite un bando sobre cómo controlar al mosquito tigre

Entre las recomendaciones se insiste en la retirada de objetos que puedan acumular agua, taparlos o vaciarlos

02.05.2016 | 19:23

El Ayuntamiento de Benidorm ha emitido este lunes un bando para informar sobre las medidas para controlar la aparición del mosquito tigre y evitar su propagación en el municipios, según ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

El bando está basado en las recomendaciones dadas por Salud Pública en las diferentes reuniones mantenidas en los últimos meses y puede consultarse en la página web del Ayuntamiento (www.benidorm.org). En él, se aportan detalles a la ciudadanía sobre su morfología, consecuencias de sus picaduras y hábitats de reproducción del insecto.

Según han explicado los concejales de Sanidad y Medio Ambiente en el consistorio de Benidorm, Ana Pellicer y José Ramón González de Zárate, los datos señalan que el 90% de los focos de cría y desarrollo de este tipo de mosquito "se producen en el ámbito particular y privado", por lo que, independientemente de las acciones que realiza el Ayuntamiento en las infraestructuras y espacios públicos, es indispensable "la colaboración de los ciudadanos" para poder hacer frente a una posible plaga.

Pellicer ha incidido en que, a diferencia del mosquito común, el tigre "necesita muy poca agua para reproducirse", por lo que el medio más proclive para su aparición son pequeños recipientes como jarrones, cubos, platos bajotiestos, bidones sin tapa, y piscinas abandonadas con pequeña cantidad de agua, imbornales, pequeños encharcamientos superficiales tras el riego, u oquedades en troncos arbóreos.

Entre las recomendaciones para minimizar los daños para la salud pública que pueden generar estos mosquitos -cuya picadura es muy molesta y puede provocar reacción-, ha insistido en la retirada de objetos que puedan acumular agua, taparlos o vaciarlos; mantener las piscinas y fuentes en buenas condiciones higiénico-sanitarias con los tratamientos adecuados, o dejar del todo secas las que no se utilicen; cambiar a menudo el agua de plantas acuáticas y la de platos de animales domésticos; y revisar periódicamente canaletas y desagües.

Desde el Ayuntamiento se ha subrayado que se está actuando sobre infraestructuras o espacios públicos, siguiendo "las directrices que marca la Generalitat Valenciana a través de Salud Pública", con la que se está trabajando "desde hace meses". Así, además de haber realizado una campaña ya en 2015 en los cementerios municipales, los responsables técnicos y políticos de las concejalías de Sanidad y Medio Ambiente han participado en los simposios y reuniones convocadas por Salud Pública desde el pasado marzo.

Además, han indicado que se está controlando el estado del alcantarillado y de los pluviales, y de los parques y jardines para atajar posibles focos. Asimismo, se ha formado al personal de limpieza para evitar la acumulación de aguas tras el baldeo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine