Benidorm

Una acampada más segura y colorida que nunca

El evento que se lleva celebrando desde el viernes en el municipio estrena las pulseras identificativas

26.04.2016 | 01:03
Una acampada más segura y colorida que nunca

Fiestas. Más de 3.000 peñistas se dieron cita en los dos primeros días de la Acampada. Los festeros probaron las pulseras que les identifican como asociados en unas jornadas que están siendo más restrictivas que otros años para evitar problemas entre peñistas.

Los peñistas vuelven a enfundarse sus camisetas y resto de atuendo festero para vivir uno de los eventos lúdicos más importantes organizados por la Associació de Penyes Verge del Sofratge de Benidorm. Los terrenos de El Murtal elegidos para estas tres jornadas amanecieron ayer con numerosas tiendas de campaña. Los festeros despertaron poco a poco, los que optaron por dormir, tras la primera noche de celebración, que contó con numerosos concursos y actuaciones musicales.

Este era un año de novedades. Entre ellas, las coloridas pulseras y acreditaciones que identifican a los peñistas que están asociados. Aunque algunos de ellos optaran por no colocársela en toda la noche porque pensaban que no era necesaria, la mayoría de los más de 3.000 festeros adornaron sus muñecas con ellas. La presidenta de la asociación, Mariló Cebreros, indicó a este diario que estos elementos funcionaron a la perfección y sirvió para que a las tres de la madrugada empezaran a abandonar el recinto los que no eran asociados. Momento en el que también dejó de sonar la música, algo que disgustó a parte de los peñistas, aunque a otros les alegrara para encontrar así algo de calma que acompañaron con juegos de cartas o animadas charlas.

El aumento del control se hacía evidente con más presencia de seguridad privada que otros años. La noche transcurrió con tranquilidad y sin sobresaltos, según detalló el edil de Seguridad Ciudadana, Lorenzo Martínez, quien señaló que echaron a las personas que llevaban bebidas alcohólicas para evitar botellones. No obstante, Cebreros explicó que el objetivo de las pulseras no era prohibir el paso «porque entendemos que se trata de un acto en el que los peñistas quieren llevar acompañantes».

Asimismo, la presidenta de la asociación se mostró satisfecha por cómo funcionó la zona en la que estaban colocadas las peñas que habían protagonizado problemas el año anterior. «Hay algunos de ellos que están concienciados y nos han dicho que no quieren seguir con algunos compañeros suyos», comentó Cebreros.

La Acampada terminará hoy con numerosos juegos infantiles por la mañana. Al mediodía tendrá lugar el concurso de paellas para poner a prueba a los festeros cocinillas. A partir de las 18 horas podrán empezar a entrar los vehículos al recinto para recoger los bártulos hasta el año que viene.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine