12 de abril de 2016
12.04.2016
Cuentas

Desestiman todas las alegaciones al presupuesto de 2016

12.04.2016 | 00:57

Enrique Ortiz pagará la tasación externa de la estación de autobuses de Benidorm pero será el Ayuntamiento quien seleccione a la empresa encargada de hacer el estudio. Esa es ahora la intención del equipo de gobierno del PP, según explicó el alcalde de la ciudad, Toni Pérez, en la Comisión de Gobierno que tuvo lugar ayer.

Como se recordará, el Ayuntamiento decidió la pasada semana encargar a un arquitecto independiente una valoración de la estación de autobuses para resolver la concesión que tiene adjudicada el empresario alicantino Enrique Ortiz para explotar la terminal y poder volver a sacar a licitación el contrato, como obliga un fallo del Tribunal Supremo con fecha de 2012 que sigue sin cumplirse. De entrada, esa tasación externa iba a ser costeada por las arcas municipales, como explicó la edil de Urbanismo, Lourdes Caselles, quien indicó que un arquitecto externo ya contratado por el Consistorio para otros servicios también se ocuparía de determinar la valoración económica de la obra. Sin embargo, Pérez reculó ayer y señaló que todavía no se sabe quién efectuará la valoración, aunque lo que ya tiene claro es que será Ortiz quien asuma los costes del estudio, según anunció ayer en Comisión de Gobierno y recalcó más tarde a preguntas de este diario.

Un cambio que despertó ayer cierta inquietud entre los grupos de la oposición, quienes temen que si el estudio lo paga Ortiz no sea independiente, tal y como se perseguía con esta medida. «Quien paga manda», espetó ayer la portavoz de Liberales de Benidorm, Gema Amor, al alcalde tras conocer la noticia. Asimismo, desde Compromís volvieron a solicitar al equipo de Pérez más transparencia en lo relativo a la estación de autobuses, que a día de hoy sigue siendo gestionada por Ortiz. Tampoco desde Ciudadanos (C's) entendieron el cambio de paso del gobierno local en este sentido.

Por su parte, Toni Pérez recalcó que será el Ayuntamiento quien seleccione a la persona o a la empresa para realizar la tasación externa de la terminal. «Será un estudio independiente porque el Ayuntamiento elegirá a quién deba hacerlo. Se buscará a alguien que no haya tenido ningún tipo de relación con el empresario», garantizó el primer edil benidormense, a la vez que respondió a Amor que «eso de que quien paga manda sería algo propio de su gestión». En la misma línea, el alcalde insistió en que no es justo que el Ayuntamiento pague la tasación externa. «No quiero que genere un coste para el Ayuntamiento», apostilló sin entrar en más detalles de cómo se efectuará el procedimiento porque «todavía no se ha decidido».

Diferencias en el coste

Hay que tener en cuenta que una valoración inicial realizada por los técnicos municipales tasó la superficie construida por Ortiz en 35 millones. Sin embargo después otro informe rebajó la cifra. Las diferencias entre los funcionarios ha provocado que el Ayuntamiento opte por encargar una tasación externa.

Una sentencia del Tribunal Supremo de 2012 obligó a la rescisión del contrato entre el Ayuntamiento y Enrique Ortiz al entender que la modificación que el polémico constructor hizo en su día sobre el proyecto inicial de la estación era tan sustancial que debió haberse realizado una nueva licitación. Con todo, cuatro años después la gestión sigue en manos de Ortiz. Algo que el gobierno de Toni Pérez quiere resolver cuanto antes. Para volver a sacar a concurso la gestión de la terminal tendrá que indemnizar primero al constructor por las obras, cargando el coste en la nueva adjudicataria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine