La Vila Joiosa

Encargan un informe externo para valorar los daños de la pared de piedra de la calle Pal

La Universidad de Alicante iniciará los trabajos, que durarán un mes, en los próximos días

30.03.2016 | 03:02
Encargan un informe externo para valorar los daños de la pared de piedra de la calle Pal

El Ayuntamiento de La Vila Joiosa ha contratado un estudio externo para preparar la documentación que determine qué problemas estructurales tiene el muro de la calle Pal. Este estudio se iniciará en los próximos días y la llevará a cabo la Universidad de Alicante. Tendrá un coste de 14.000 euros, ya consignados. El plazo con el que cuentan es de un mes, a partir del comienzo de los trabajos, que está previsto que se inicien en los próximos días.

El concejal de Urbanismo, Jaime Ramis, explicó a este diario que la intención es que primero se sepa qué zona está dañada, de qué forma y si hace falta su reparación. Para ello, el edil apuntó que se utilizarán herramientas avanzadas entre las que usará técnica láser con el fin de hacer un escáner detallado del lugar.

Esta problemática viene de años atrás. En mayo de 2014 el Ayuntamiento pidió a los vecinos que presentaran un proyecto para la rehabilitación de la infraestructura, atendiendo a que era responsabilidad suya puesto que está bajo las viviendas, y por tanto, les pertenece. Postura que sigue defendiendo el nuevo gobierno. Los vecinos no estaban de acuerdo y recogieron 1.048 firmas que llevaron a Conselleria. Ahora, el Síndic de Greuges se ha pronunciado, recomendado al Ayuntamiento que acometa la rehabilitación, aunque no se sepa quién es el propietario. Y afirma que ellos no son el órgano competente para clarificar a quien pertenece la estructura.

Los vecinos alegan que se trata de una parte de la muralla de Llevant, declarada Bien de Interés Cultural, y por tanto, de titularidad pública.

Por ello, el coste de los trabajos de remodelación, que por ahora se limitan a la realización del estudio, saldrá de las arcas del municipio. No obstante, podrían terminar pagándolo los vecinos de las 24 viviendas afectadas, en caso de que finalmente resultaran ser ellos los propietarios.

Hasta ahora, en lo único en lo que están de acuerdo todas las partes es que se tienen que buscar soluciones para evitar poner en peligro la seguridad pública y la conservación del patrimonio arquitectónico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine