Benidorm reinicia el desahucio de la piscina municipal por si ha caducado

Un informe del secretario apunta que el trámite podría haber prescrito

29.03.2016 | 01:12

La concesionaria alegó que se había excedido el plazo para la resolución.

El Ayuntamiento de Benidorm procederá al reinicio del expediente de desahucio abierto contra la empresa adjudicataria de la gestión de la piscina y el gimnasio del Palau d'Esports ante el riesgo de que el procedimiento haya caducado. Así lo explicó ayer la edil de Urbanismo, Lourdes Caselles, quien indicó que tras un informe del secretario municipal que advierte de la posible caducidad del trámite se ha optado por reabrir el proceso.

Para llevar a cabo este paso, el Ayuntamiento deberá votar en el pleno del próximo martes la caducidad del expediente para, acto seguido, proceder al reinicio, como explicó ayer la responsable de Urbanismo. En la propuesta de alcaldía que se elevará a sesión plenaria se explica que el procedimiento debe reiniciarse por el mismo motivo por el que se incoó el primer expediente, el presunto incumplimiento por parte del concesionario de las obligaciones y ejecución del contrato establecidos en el pliego de condiciones.

Entre los supuestos incumplimientos se apunta la falta de pago del canon por importe de 5.306 euros, así como la carencia de mantenimiento de las instalaciones con desperfectos y deficiencias, y una serie de obras e instalación de maquinaria que no se realizó en el plazo marcado.

Cabe recordar que el concesionario mantiene abierto un contencioso administrativo contra el Ayuntamiento. En el marco de este procedimiento la mercantil solicitó la suspensión de la resolución del contrato al entender, entre otras razones, «la caducidad del procedimiento por haber transcurrido en exceso el plazo para la resolución del expediente». Algo que ahora también han detectado desde el Consistorio y, de ahí, el reinicio del mismo.

Dilatación
La reapertura del expediente de desahucio supondrá un nuevo plazo para tomar una decisión sobre la resolución del contrato. De hecho, se deberá volver a realizar los trámites de audiencia para que la empresa pueda formular alegaciones. También será necesario volver a solicitar al Consell Jurídic Consultiu (CJC) un informe para valorar los incumplimientos de la mercantil relativos a la concesión de la gestión de la piscina y el gimnasio, que se formalizó en mayo de 2014.

Por tanto el Ayuntamiento deberá esperar a que el CJC emita su dictamen para proceder al desahucio. Algo que dilatará el proceso, aunque Caselles aseguró ayer a preguntas de este diario que espera que el trámite no se extienda más de dos meses y recalcó que espera que el Consell Jurídic Consultiu se pronuncie en el mismo sentido que el informe anterior que permitió el inicio del expediente de desahucio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine