Una arteria de Benidorm, patas arriba para Semana Santa

Unas obras para modernizar las canalizaciones de la calle Ruzafa levantan una de las principales vías de circulación del centro urbano

13.03.2016 | 02:58

El cierre de un tramo de Tomás Ortuño para el montaje de una falla dificulta aún más el tráfico

Patas arriba en plena Semana Santa. Así estará la calle Ruzafa durante las próximas vaciones de Pascua en las que Benidorm espera una gran afluencia de visitantes. Pese a ello, una de sus principales arterias estará en obras debido a la modernización de las canalizaciones que está ejecutando la concesionaria del servicio, la empresa Hidraqua.

De hecho, como confirmó a este diario el edil de Escena Urbana, José Ramón González de Zarate, durante Semana Santa un tramo de la calle –desde el cruce con Pino hasta la calle Carrascos– permanecerá levantada aunque tan solo en la zona de aparcamientos. Un hecho que podría generar graves colapsos de tráfico, más de los habituales, si se tiene en cuenta que este vial forma parte de la ruta que realizan muchos autobuses turísticos. Asimismo, los problemas de estacionamiento que se registran en esta céntrica zona también podrían verse acrecentados con la ocupación por las máquinas de las plazas de aparcamiento que se encuentran en esta parte de la calle Ruzafa. Comerciantes de la zona señalaron que lo ideal hubiera sido que esta actuación se hubiera iniciado después del verano, para evitar el posible colapso.

Pese a ello, el edil de Escena Urbana restó gravedad a la situación y señaló la necesidad de efectuar las obras de renovación de tuberías, así como de instalación de pluviales. Una actuación valorada en más de 600.000 euros y que tienen una duración de seis meses. Las obras de la calle Ruzafa permitirán evitar los problemas que sufre la calle ante las riadas, así como renovar la bomba de agua que suministra a cerca de 850 vecinos de esta arteria principal de la ciudad.

Cortes hasta San José
Además de los problemas de tráfico que ya están generando las obras de la calle Ruzafa, se suma hasta el próximo fin de semana otro añadido: las Fallas. El montaje de los monumentos de las tres entidades falleras de la ciudad y de las ferias de atracciones que tradicionalmente se instalan en los distritos de Els Tolls y Rincón de Loix ha obligado a cerrar al tráfico ya la parte alta de Tomás Ortuño y un tramo de Ametlla del Mar.

La primera de las actuaciones comenzó ya a generar ayer numerosos problemas de circulación en horas puntas, debido a que, para salir del centro urbano a motor, parte de los vehículos que discurren por Tomás Ortuño han de desviarse hacia la calle Ruzafa, que tiene un tramo patas arriba por la renovación de las canalizaciones. Muchos conductores expresaron su malestar por esta situación, dado que, según explicaron, no se había informado previamente del cierre al tráfico de dicho vial.

Por otro lado, y como novedad este año, el Ayuntamiento ha autorizado a la falla Benidorm (Centro) a instalar su casal fallero en una carpa en la plaza de SS MM los Reyes de España, bajo el Consistorio. Fuentes municipales indicaron que, de este modo, no será necesario restringir el tráfico en ninguna otra calle del centro para, de esta forma, minimizar las molestias para los conductores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine