18 de febrero de 2016
18.02.2016

La Vila restaura el recinto funerario que rodea la torre romana de Sant Josep

La Concejalía de Patrimonio Histórico pone en marcha los trabajos para ejecutar el recrecimiento del muro

18.02.2016 | 01:08
La Vila restaura el recinto funerario que rodea la torre romana de Sant Josep

Lavado de cara a uno de los puntos más emblemáticos de La Vila Joiosa. La Concejalía de Patrimonio Histórico, dirigida por la edil Mª Ángeles Gualde, ha iniciado los trabajos de restauración y musealización del entorno que rodea la torre de Sant Josep, considerado como uno de los recintos funerarios romanos mejor conservados de toda Hispania.

La torre de Sant Josep, que data del siglo II d.C., fue restaurada el año pasado y ahora la actuación continuará con la mejora del recinto que envuelve esta construcción romana, como pudo comprobar ayer el alcalde de La Vila, Andreu Verdú, quien junto a la edil de Patrimonio Histórico visitó la zona.

El recinto funerario que rodea la torre de Sant Josep es uno de los más conocidos del territorio peninsular. Para su restauración se está realizando un recrecido sobre un total de 32 metros lineales que servirá para una mejor comprensión del mismo y como método preventivo para su conservación. El proyecto está patrocinado por Elaine Evans y dirigido por el arquitecto Santiago Varela, de la Unidad de Patrimonio Histórico Artístico de la Delegación de Consellería de Educación, Investigación, Cultura y Deporte en Alicante, así como el arqueólogo Diego Ruiz de Vilamuseu. Además cuenta con la participación de Alicia Gomis, arquitecta técnica municipal de La Vila.

Técnica

Los trabajos de restauración, que están siendo ejecutados por la restauradora María José Velázquez de Vilamuseu y por los servicios municipales, consisten en un recrecimiento del muro funerario, con mortero de cal, arena lavada y áridos de granulometría diversa. El mortero se está aplicando con las mismas técnicas utilizadas en época romana, mediante pequeños encofrados o bien con mampostería irregular para proteger el muro original.

Para diferenciar la obra antigua del nuevo recrecido se ha separado con una malla de geotextil que garantiza la reversibilidad de la intervención. Así, en un futuro se podrá deshacer la obra nueva sin afectar a los restos originales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine