Un detenido por el incendio en un ático que obligó a desalojar un rascacielos

La Policía Nacional sospecha que el fuego fue intencionado e investiga si está vinculado con tráfico de drogas

18.02.2016 | 19:41
Una imagen del interior del ático que calcinó el incendio que la Policía Nacional se encuentra investigando.

El arrestado es uno de los dos inquilinos de la casa y los agentes están buscando al otro

La Policía Nacional detuvo ayer a uno de los inquilinos del ático en el que se produjo ayer un incendio que obligó a desalojar a decenas de personas de un edificio de 32 plantas en Benidorm. Así lo confirmaron a este diario fuentes policiales, además de indicar que en Comisaría sospechan que este fuego, que se inició a las 3.40 horas, pudo ser intencionado. Los agentes del Cuerpo Nacional de Policía están investigando los hechos para esclarecer las causas que originaron las llamas que, por fortuna, no provocaron heridos de gran consideración, más allá de atenciones de vecinos por mareos o inhalación de humos. El fuego se produjo en un bloque situado en el número 5 de la calle Presidente Adolfo Suárez.

La Policía Nacional mantenía ayer como detenido a una de las dos personas que habitaba en esta vivienda con un contrato de alquiler. Algunos vecinos relataron que los ocupantes del domicilio afectado, un par de holandeses, salieron de allí en el momento del incendio con maletas y gritando «fuego, fuego, fuego».

Según fuentes policiales, el inquilino detenido se personó en Comisaría voluntariamente y ayer se le mantenía retenido en el calabozo, a la espera de pasar a disposición judicial. «Entre otras cosas, por no alertar de que se estaba produciendo un incendio en la casa que vivía y por las múltiples contradicciones que encontramos en su declaración», argumentaron desde la Policía Nacional. Según fuentes cercanas al caso, también se maneja la hipótesis de si este suceso puede estar relacionado con tráfico de drogas. La policía científica ya ha estado recogiendo pruebas para esclarecer el motivo del incendio. Asimismo, desde Comisaría manifestaron que ayer seguían buscando al otro inquilino para tomarle declaración, que se encontraba en paradero desconocido.

El inmueble es un dúplex situado en el ático con una pequeña piscina en la terraza. Es propiedad de la empresa promotora del bloque. Uno de los accionistas de esta mercantil es el empresario Sergio Vidal Balaguer, que reseñó a este diario que «nunca hemos tenido ningún problema de pagos con estas personas y como a todos nos ha pillado por sorpresa un suceso de estas características».

«Fue un susto de muerte»
Un de las vecinas del bloque afectado aseguró que en su casa escucharon la alarma de incendios «pero muchas veces suena porque se vuelve un poco loca, así que no le hicimos mucho caso», recordó. El susto vino cuando otra vecina alertó a ella y a su familia para que salieran cuanto antes del edificio, «y ya miré por la ventana y vi a miembros de la Policía Nacional, de la Local y de los Bomberos atendiendo a gente en la calle». Esta vecina se encontraba en su vivienda con su novio y sus dos hijos pequeños. «La verdad es que la policía nos trató muy bien, teniendo en cuenta que íbamos con los niños. Para nosotros fue un susto de muerte ver las llamas ahí arriba», detalló.

Algunas pavesas procedentes del fuego en el ático cayeron a una pequeña pinada situada en la parte inferior del bloque, provocando algún conato de incendio que también tuvo que ser sofocado por el Cuerpo de Bomberos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine