Altea paraliza las obras de instalación de gas por los daños causados en el casco urbano

La concesionaria rompe aceras y mobiliario urbano, borra señales de tráfico y debe dinero a subcontratas

07.02.2016 | 02:43

El Ayuntamiento de Altea paralizó las obras de instalación de la red de distribución y transporte del gas natural en el municipio. Numerosas quejas vecinales, rotura de aceras y mobiliario urbano por la maquinaria de la empresa instaladora, así como la deuda de la empresa concesionaria, Gas Natural Fenosa, y la subcontratada Cobra, a dos empresas alteanas para realizar los trabajos de canalización, provocaron que el Ayuntamiento emitiera esta semana un decreto de paralización de las obras.

Esta decisión se mantendrá «hasta que se reparen los daños causados y se abone la deuda a las empresas del pueblo», según afirmó ayer el concejal socialista de Infraestructuras y Obras, Roque Ferrer.

La espita del gas natural en Altea la abrieron de forma simbólica el 19 de febrero de 2015 el entonces presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, el presidente de Gas Natural Fenosa, Salvador Gabarró, y el alcalde alteano Miguel Ortiz. Desde entonces, las obras se han realizado en diferentes áreas del casco urbano, «aunque en la mayoría de las veces se han ido dejando un reguero de desperfectos en las calles y plazas de Altea que no han subsanado», explicó ayer el edil socialista.

Zonas afectadas

Las zonas más afectadas por esta «dejadez», según indicó el concejal, son el paseo marítimo, la Plaza de Europa y la Plaça dels Esports. En estos espacios «se han roto aceras y luego no las han repuesto con el mismo material, se han deteriorado escalones, han borrado las señales horizontales de aparcamientos y pasos de cebra sin volverlas a pintar». Pero el «colmo» llegó cuando la Policía Local se enteró a través de un vídeo colgado por un ciudadano en Facebook de la circulación de una vagoneta «dumper» por la zona peatonal del paseo marítimo y las aceras para acortar su camino. Tras la publicación de las imágenes en esta red social, la Concejalía de Infraestructuras decretó la paralización de las obras.

Ferrer señaló ayer que la empresa «tiene depositada una fianza de 50.000 euros, que no serían suficientes para abonar los desperfectos si hubieran continuado». Ahora las obras están paralizadas, aunque la concesionaria del gas natural «está realizando las reparaciones y reposición de todos los desperfectos detectados».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine