Un incendio obliga a cinco familias a abandonar sus viviendas durante un mes en La Nucía

El fuego ha dañado las bajantes, por lo que las casas se han quedado sin agua hasta que se reparen

04.01.2016 | 14:16
Una imagen de los dos vehículos calcinados en el parking de la urbanización La Favara.

Las llamas calcinan dos vehículos y una moto.

Cinco familias de La Nucía tendrán que abandonar sus viviendas durante alrededor de un mes debido a las averías ocasionadas por un incendio en el aparcamiento de su urbanización. El fuego, que se produjo en la madrugada del lunes al martes, calcinó dos vehículos y una moto, y produjo daños en las bajantes de agua y en el sistema eléctrico. Los vecinos que tienen, de momento, cortado el agua residen en el bloque que se encuentra justo encima del aparcamiento. Dicho edificio forma parte del residencial Font de la Favara de La Nucía.

Las razones del fuego están aún por determinar pero los primeros estudios, según fuentes de la Diputación, apuntan hacia un cortocircuito en uno de los coches. En un primer momento, según uno de los vecinos, se barajó que fuera un fallo del sistema eléctrico del bloque, «pero Iberdrola ha venido a comprobarlo y ha descartado esa hipótesis», aclaró.

Las llamas en el aparcamiento provocaron que los bomberos tuvieran que desalojar a más de 60 personas de varios edificios de la urbanización Font de la Favara. Los más perjudicados fueron los del bloque 1, que son los que estarán fuera alrededor de 30 días.

Actuaron 13 bomberos
El cuerpo de Bomberos recibió el aviso a la 1.03 horas, y a la 1.54 se dio por controlado el fuego. Se extinguió a las 3.35 horas. Hasta allí, según las mismas fuentes de la Diputación, se desplazaron 13 bomberos con 3 vehículos del parque de Benidorm y uno de San Vicente. También acudió un jefatura de Benidorm. Asimismo, estuvieron presentes efectivos de la Policía Local y de la Guardia Civil. Por fortuna, no se registró ningún herido, según el gobierno provincial.

Uno de los vecinos, que reside en la planta baja del bloque 1, relató a este diario que ruidos en el parking, entre los que distinguieron detonaciones -quizá de alguna llanta-, le despertó a él y a su familia «y bajamos corriendo a la calle», especificó. «Al poco llegó una patrulla de la Policía y comenzó a avisar a los vecinos que todavía no habían salido de sus casas. Fueron momentos de miedo», detalló. Este propietario destacó que tanto ellos como el resto de las que viven en este mismo bloque, tendrán que irse a vivir con familiares mientras se reparan las bajantes.

«La verdad es que los seguros se pusieron a trabajar ayer mismo y ya tenemos luz. Pero nos han dicho que lo del agua va para un mes. El Ayuntamiento la verdad es que nos ha ofrecido alojamiento para los primeros días pero aquí el problema es que esto parece que se va a alargar durante más tiempo», manifestó.

El concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Ivorra, explicó que ayer estuvieron en el parking técnicos municipales valorando los daños. «De momento, creemos que la estructura no está dañada, pero tenemos que esperar a que las paredes se enfríen para determinarlo con seguridad», reseñó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine