Benidorm emplea más de trece horas para acabar un pleno plagado de mociones

El Ayuntamiento, en un sesión maratoniana, rechaza la valoración de la parcela de Foietes que los dueños tasaron en 2,5 millones de euros

01.12.2015 | 01:02
Benidorm emplea más de trece horas para acabar un pleno plagado de mociones

El Ayuntamiento de Benidorm cerraba ayer la sesión plenaria pocos minutos antes de la medianoche, tras más de trece horas y media de un larga sesión de debate que arrancó a las 9 de la mañana y solo contó con un receso de hora y media. En el mismo se pusieron sobre la mesa 27 mociones. Si el pleno hubiera superado las doce de la madrugada, según detalló el propio alcade, Toni Pérez, podrían haber optado por continuar o trasladar lo quedara a otro día que él decretara.

Uno de los puntos más reseñables fue el que tenía que ver con el terreno ya ocupado y las obras en marcha en la zona del barranco de Foietes. A estas alturas decidía ayer el pleno de Benidorm rechazar la hoja de aprecio de los propietarios de una parcela ubicada en el citado espacio, por la que piden dos millones y medio de euros al Consistorio. Daban así apoyo a la valoración de los técnicos municipales que alcanza los 630.000 euros. Será finalmente el Jurado Provincial de Expropiación el que decida cuál será el precio que pagará el Ayuntamiento por los terrenos que sirven para canalizar el barranco, y cuyo expediente de expropiación se abrió en 1998, como recordó la edil de Urbanismo Lourdes Caselles, quien fue la que llevó la propuesta a pleno. A favor de la misma votaron todos los grupos, salvo Liberales y Compromís-Los Verdes.

Pero esta no fue la única moción que sirvió para dar cuenta de lo lentos que son los procesos en este Ayuntamiento. Entre los puntos de la orden del día también estaba aceptar la cesión de las cinco viviendas y un local, que llevaban 15 años pendientes en el edificio Karola de la calle Lepanto.

Esta propuesta sirvió para que los presentes, entre los que se encontraban varios de lo vecinos afectados, escucharan las disculpas de concejales como Rubén Martínez (PSOE), Gema Amor (Liberales) y al propio alcalde, Toni Pérez. Tanto Martínez como Amor reconocieron que no sabían nada de este problema.

La cesión fue aprobaba por unanimidad, en la que se incluyó la enmienda de Compromís-Los Verdes, que pedía que estudiasen las responsabilidades tanto del Ayuntamiento como de los que han hecho uso y disfrute de éstos en los últimos años, y se determinen las sanciones o infracciones, si las hubiere.

Con respecto a este asunto, el edil de Ciudadanos (C's), Rafa Gasent, nombró a todos los concejales del área que ha habido en esos 15 años, incluyendo al actual portavoz del gobierno, José Ramón González de Zárate, y al líder municipal del PSOE, Rubén Martínez. Y pidió el motivo por el que «el Ayuntamiento ha dejado de ingresar 300.000 euros al año».

La sesión volvió a ser maratoniana, con más de diez horas de debate en las que se retiraron algunas mociones por carecer de informes técnicos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine