DiA DE LA MARE DE DÉU
La misa en honor a la Patrona sirve de broche de oro al año Jubilar
Play
 

Devoción a una Virgen de 275 años en Benidorm

Miles de benidormenses acuden a los actos religiosos de las Fiestas Mayores Patronales para demostrar su cariño a la Alcaldesa perpetua de la ciudad, a la que se le dedicó la jornada de ayer en su efeméride.

09.11.2015 | 13:27

El día grande de las Fiestas Mayores Patronales de Benidorm congregó ayer a miles de devotos para conmemorar la jornada dedicada a la Virgen del Sufragio, patrona y alcaldesa perpetua del municipio, y cuyo año es especial por el 275 aniversario de su hallazgo. El programa de actos destacaba por su marcado carácter religioso, con la celebración de la misa mayor, la procesión y el tradicional canto de las «copletes». Pero también hubo tiempo para la parte más lúdica y recreativa, con el clásico desayuno en la Casa del Fester, la suelta de vaquillas por la mañana, la mascletà del mediodía y los juegos infantiles en la plaza del Ayuntamiento. Además, este año por primera vez tuvo lugar un «tardeo» organizado por la Comisión de Fiestas.

A las 14 horas se disparó la «supermascletà» en la plaza de la Hispanidad. Horas en las que las calles empezaban a coger olor al tradicional puchero con pelotas que los peñistas comieron en sus locales festeros.

La emoción y devoción por la Mare de Déu se dejó sentir en el centro de la ciudad con la procesión en honor a la Virgen del Sufragio, que duró menos de dos horas, y cuyo inicio estuvo en la calle Mayor, para recalar en la plaza de San Jaime.

La imagen de la Virgen portada a hombros de sus marineros lució por primera vez por sus calles el nuevo manto, confeccionado a partir de donativos realizados por los vecinos de Benidorm y elaborado en un taller de Guardamar.

Este año la procesión la inició la banda Banda Cometas y Tambores de la Virgen del Sufragio. Tras ellos, a bastante distancia para que se les oyera, la colla de la xirimita y el tabalet, seguida de los mayorales de honor, las mujeres vestidas de «manolas», la imagen de San Jaime, patrón de Benidorm, los abanderados Maria José y Vicente Balaguer Puchades, las reinas de las Fiestas con su corte de honor, las Camareres de la Mare de Déu, y ésta, a hombros de los marineros y escoltada por una dotación de la patrullera «Toralla», de la Armada Española, que acudió a la procesión con motivo del 275 Aniversario. Cerró el paso la comitiva de autoridades locales, encabezada por el alcalde, Toni Pérez. La música corrió también a cargo de las agrupaciones de Benidorm, La Nova, L'Illa y la Unión Musical.

Al finalizar el recorrido, tuvo lugar la tradicional Estampeta en la plaza de San Jaime, para dar paso a un merecido descanso y tiempo para la cena. A las 23 horas, damas, vecinos y devotos cantaron las «copletes» a la Mare de Déu, acompañados por la xirimita y el tabalet. Como broche final, la magia de la pirotecnia se abrió paso con un castillo de fuegos artificiales especial en la plaza del Castelar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine