Benidorm
Así se vivió desde la playa de Levante el incendio del hotel Selomar de Benidorm
Play
 

El incendio del abandonado hotel Selomar obliga a desalojar a 75 personas

En el interior del edificio había tres okupas que trataron de huir de las llamas por la fachada

05.10.2015 | 17:46
El incendio del abandonado hotel Selomar obliga a desalojar a 75 personas
Momento en el que llegan los bomberos, quienes ayudaron a salir a los okupas que, como refleja la imagen, estaban a punto de saltar por la fachada.

Un incendio declarado ayer en el edificio del antiguo Hotel Selomar, uno de los más antiguos de Benidorm y ubicado en primera línea de la playa de Levante, arrasó con la primera planta de estas instalaciones, cuya altura es de seis pisos. Como consecuencia del fuego, tuvieron que desalojar de forma preventiva a 75 personas del Hotel Bilbaíno y los apartamentos Emalco. Asimismo, los servicios sanitarios atendieron a seis personas por inhalación de humo, siendo sólo uno de ellos, el de edad más avanzada, trasladado hasta el Hospital Marina Baixa, y según precisaron fuentes locales, fue dado de alta en menos de una hora.

Las causas del incidente aún se desconocen. En el interior del edificio se encontraban en ese momento tres jóvenes okupas que, en declaraciones a los servicios de seguridad, apuntaban a que había un cuarto habitante ilegal con el que no tenían relación, y que según señalaron fuentes de bomberos, no llegaron a encontrarlo.

Finalmente, se llevaron a los tres muchachos a la comisaría para declarar ante la Policía Nacional y tratar de esclarecer los hechos. Según apuntaron fuentes del cuerpo, tras su testimonio no pudieron determinar su autoría ni las causas.

El aviso a los servicios de emergencias lo dieron los vecinos a las 8.50 horas de la mañana. Hasta allí se personaron cuatro dotaciones de bomberos, tres de la Marina Baixa y un apoyo trasladado desde San Vicente del Raspeig, según aseguró el edil de Seguridad, Lorenzo Martínez. Alrededor de las 10 horas, tal y como apuntó, el fuego estaba controlado para minutos después, y durante casi tres horas, pasar a las tareas de refresco. El trabajo de los bomberos se alargó varias horas, en las que se llegaron a registrar más de mil grados en el interior, al que accedían en pareja y no podían permanecer más de 15 minutos. Hasta el lugar de los hechos también acudió la Policía Local, la Nacional, Protección Civil, la Cruz Roja y la concesionaria de Socorrismo, la mercantil R.A., encargada de instalar el hospital de campaña en la arena y atender a los afectados en los primeros minutos, según precisó el edil.

Rescate in extremis
Cuando aparecieron los bomberos había tres okupas tratando de escapar desde la fachada y saltar a la calle, puesto que se habían quedado sin salida desde el interior. Los tres, atrapados por las mallas verdes que durante los últimos años ha sido una parte más del decorado del skyline de Benidorm, fueron rescatados por los bomberos de una forma más segura.

Tal y como manifestaron a este diario fuentes de Bomberos, dentro de las instalaciones, y justo en la planta afectada, había colchones, lo que pudo provocar que el incendio tuviera esa magnitud. Dato que corroboró el senador y portavoz de Turismo por el Partido Popular, Agustín Almodóbar, que es uno de los cinco socios del hotel. Éste aclaró que la estructura del edificio es de hierro, y que debido a las altas temperaturas a las que se había llegado, una de las bigas estaba doblada. Lo que tenía a Almodóbar a la espera de saber si podía dañar al edificio o era cosa de un recambio y listo. En la mañana de ayer estuvieron los técnicos del Ayuntamiento para valorar los daños.

Casi una década cerrado
El hotel Selomar se inauguró a principios de los años 70 y sus propietarios decidieron cerrar sus puertas en 2007, eso sí, «temporalmente» y con el fin de acometer reformas. Pero la realidad es que casi una década después lo único que ha recibido es visitas para que un inversor se hiciera con él. Según adelantó ayer a este diario el propio Almodóbar, en los últimos días habían adelantado las negociaciones con un inversor. «No creo que esto pueda afectar a la posible venta, es difícil que entre cinco socios nos pongamos de acuerdo, pero esta es la vez que más hemos avanzado», explicó el senador.

No obstante, sobre el edificio pesa una orden de ejecución reiterada. El 1 de septiembre la Concejalía de Urbanismo instaba a los propietarios a realizar «las obras necesarias» para corregir «la falta de seguridad de la marquesina de protección y los anclajes ubicados en la fachada del establecimiento hotelero».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine