Las obras del nuevo Parque de Foietes limitan el aparcamiento en el barrio

La grúa se llevará los coches que estén en la zona a partir de las 10 de la noche de hoy

28.09.2015 | 03:13
La zona de aparcamiento más cercana a la avenida Ricardo Bayona.

Adiós a los aparcamientos del barranco de Foietes de Benidorm. Los motivos son las obras del nuevo parque, que mañana sí, después de seis años, se iniciarán los trabajos incluidos en el Plan Confianza de 2009 y cuya finalización estaba prevista para antes de 2011. Ahora, la zona utilizada por gran parte de los vecinos para estacionar sus coches, dejará de usarse esta misma noche, a partir de las 22 horas. Así lo ha anunciado el gobierno local a través de unas vallas rojas colocadas a finales de esta semana en toda la superficie que se verá afectada: desde el campo de la parte de abajo que linda con la avenida Ricardo Bayona, pasando por la avenida Foietes hasta arriba, dejando utilizable estrictamente el área de Mercasa, donde se coloca el mercadillo cada miércoles.

Según explicó a este diario el edil de Obras, José Ramón González de Zárate, los trabajos para construir el nuevo Parque de Foietes comenzarán al fin mañana, por lo tanto, aquellos coches que sigan más allá de las horas permitidas, tal y como anuncian los carteles colocados, se los llevará la grúa. Servicio que va a tener que prestar sí o sí porque, entre los vehículos aparcados, hay algunos que están abandonados desde hace meses, siendo así también una zona en la que algunos coches van a morir.

Esta primera parte afectada acoge alrededor de medio millar de aparcamientos y deja sin alternativa añadida a los vecinos del barrio. Según pudo calcular el edil de Obras, está previsto que para el mes de noviembre los trabajos del nuevo parque lleguen a Mercasa. Lo que acarreará dos consecuencias principalmente. En primer lugar, se desalojarán los coches de esa zona asfaltada, y que alberga otras alrededor de 500 plazas. Y en segundo lugar, el mercadillo se trasladará al barrio de Els Tolls, con todas las modificaciones previstas después de los contratiempos que surgieron cuando lo cambiaron por el Low Festival este verano.

Para noviembre, el Ayuntamiento de Benidorm está estudiando abrir el polideportivo para acoger a los coches momentáneamente, eso sí, con restricciones horarias en caso de que finalmente así se decida, puesto que la «última vez que se hizo hubo problemas de seguridad en el complejo deportivo», señaló de Zárate.

Casi 900 plazas
Estas obras dejarán sin este aparcamiento a los vecinos de forma temporal. El Parque de Foietes contempla 890 plazas una vez acabado. «Eso sí, serán menos de las que había hasta el momento», reconoció el concejal del área, que destacó la importancia que le han querido dar a las zonas verdes en este nuevo parque. El proyecto cuenta con una inversión municipal de 6,4 millones de euros y de un plazo de ejecución de un año. Ahora, tras los últimos cambios, habrá un nuevo carril bici y se mantendrán los dos inmuebles ocupados en la zona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine