Marina Baixa

El Hospital implanta una alternativa para pacientes que no pueden usar audífono

Se trata de una prótesis osteointegrada que transmite el sonido a través de los huesos del cráneo, evitándolo así por el oído medio

21.09.2015 | 00:58
Una paciente se revisa el dipositivo esta semana en el Hospital Marina Baixa.

El servicio de Otorrinolaringología (ORL) del Departamento de Salud de la Marina Baixa ha incluido en su cartera de servicios la implantación de prótesis auditivas osteointegradas, lo que significa que están implantadas en el hueso. Está dirigida para pacientes con sordera que no pueden usar audífonos convencionales. Estas prótesis, conocidas como PONTO, transmiten el sonido a través de los huesos del cráneo, evitando así la transmisión por medio del oído medio. Es decir, en los casos en los que el oído externo o medio no cumplen su función y no es posible intervenir quirúrgicamente o acoplar un audífono, las prótesis osteointegradas van a conseguir que la audición se transmita por vía ósea hasta el oído interno, obviando el medio y el externo.

Como explicó el jefe del servicio de ORL del Hospital Marina Baixa, el doctor José María Laborda, la intervención consiste en practicar una incisión en la parte posterior del pabellón auditivo e implantar un tornillo de titanio para que se integre en el hueso cerca del oído y conectarlo directamente, atravesando la piel, a un audífono externo.

La intervención se realiza mediante una pequeña cirugía, con anestesia general y en la que el paciente es dado de alta en 24 horas si no hay complicaciones.

«Las prótesis auditivas osteointegradas están indicadas en aquellos pacientes en los que las prótesis auditivas convencionales son ineficaces ya sea por la aparición de supuraciones crónicas o malformaciones que afectan al oído externo o medio y que imposibilitan el uso de audífonos y en las que la cirugía está contraindicada», indicó el doctor Laborda.

Previamente, el paciente es sometido a diversas pruebas que determinan si los resultados pueden ser beneficiosos para él. Tras la intervención, la integración del tornillo de titanio en el hueso es completa a los dos meses, por lo que pasado este tiempo, ya se puede colocar el audífono y el paciente puede recuperar la audición.

La importancia de incluir este nuevo avance en la cartera de servicios, según apuntaron desde el Hospital, es todavía mayor «si se tiene en cuenta que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), unos 360 millones de personas viven hoy en día con sordera moderada a profunda debido a diversas causas y calcula que la mitad de todos los casos de pérdida de la audición son evitables».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine