La Fiscalía retira los cargos a 6 acusados en el caso de los antiguos gestores de Terra Mítica

La Fiscalía de Valencia finalmente reduce su acusación a 26 personas y ha vuelto a solicitar que se retire el pasaporte a los empresarios Vicente Conesa, Antonio Moreno Carpio y José Luis Rubio ante el posible riesgo de fuga

17.09.2015 | 13:26
Imagen de archivo de la vista oral del caso Terra Mítica

La Fiscalía de Valencia ha retirado los cargos contra seis acusados en el caso Terra Mítica, en el que se ha investigado un fraude en la construcción del parque temático de Benidorm, impulsado por el que fuera presidente de la Generalitat Eduardo Zaplana, con lo que finalmente reduce su acusación a 26 personas. Asimismo, ha vuelto a solicitar que se retire el pasaporte a tres empresarios procesados ante el posible riesgo de fuga.

La causa --en la que están acusados, entre otros, el expresidente de Terra Mítica y otros tres exresponsables del recinto--, que partió de una denuncia de la Fiscalía en 2005, investigaba al parque temático y a una veintena de empresas más por un presunto fraude fiscal valorado inicialmente en 4,4 millones de euros. Sin embargo, finalmente el ministerio público ha decidido rebajar esta cantidad hasta los dos millones de euros, según ha expuesto este jueves la fiscal en una sesión del juicio que iba a estar destinada a las conclusiones finales del caso.

Las seis personas que la fiscal ha dejado fuera del procedimiento son: José Luis Rubio Juárez, hijo del empresario José Luis Rubio que declaró que su padre le hizo autónomo y le falsificaron facturas para justificar gastos; Julia y Yolanda Muñoz, hermanas que declararon que fue su padre el que les pidió formar parte de una mercantil pero aseguraron que no facturaron ni hicieron nada; Fernando Sanjuán, al que la investigación situaba al frente de Construcciones y Reformas Valcoe; Francisco Javier Moreno Carpio, quien explicó en el juicio que no tenía estudios y que Antonio, su hermano, era el que llevaba la gestión de empresas; y Pedro Belén Álex, quien aseguró tener únicamente conocimientos en cocina y haber creado una empresa tras proponérselo otro acusado, pero no haber trabajado ni facturado nada en la misma.

Asimismo, la fiscal ha aprovechado para aumentar la indemnización que reclama al parque, que ha cifrado en 1.779.445,8 euros al descubrir más facturas falsas por trabajos no realizados. Por su parte, el abogado del Estado ha rebajado la acusación a 24 personas.

Tras anunciar la fiscal que retiraba la acusación contra seis personas, ha vuelto a reclamar al tribunal la retirada de pasaporte para Vicente Conesa, Antonio Moreno Carpio y José Luis Rubio, por requerirles penas superiores a los 10 años. En concreto, para Conesa --considerado presunto cerebro de la trama-- reclama provisionalmente 28 años y siete meses de prisión por estafa, fraude fiscal y falsificación de documentos mercantiles; para Moreno Carpio 53 años y cuatro meses; y para Rubio 41 años y medio de cárcel.

La fiscal ha justificado esta medida --a la que se ha sumado el abogado del Estado y la abogada de Terra Mítica-- en que los tres empresarios podrían marcharse de España y no cumplir con la condena impuesta, si es que finalmente se dictamina que son culpables de los que hechos que se les imputa.

BRINDIS AL SOL

Las defensas se han opuesto a este requerimiento y han recordado que esta pretensión fue desestimada por la Sala al inicio del juicio, cuando también se requirió. En concreto, el letrado de Conesa ha argumentado que "nada nuevo" se ha alegado a lo largo del juicio para justificar esta medida, y ha recordado que su representado ha estado acudiendo a la mayoría de las sesiones del juicio. Por ello entiende que la solicitud no es más que un "brindis al sol" para intentar buscar "una noticia o un titular".

También ha acusado a la fiscal de demorar el procedimiento con dilaciones: "Por nada del mundo quería acabar el juicio en julio y lo acabaremos en octubre", ha lamentado, y ha agregado: "La petición es contraria a la buena fe procesal y a las garantías establecidas en la Constitución".

Por su parte, el letrado de Carpio, quien ha asumido los argumentos de su compañero, ha añadido que "muchas de las acusaciones del fiscal están basadas en humo". "Se trata -opina-- de castigar por castigar pero sin ningún tipo de efectividad ni de razonamiento en el que basarse. El riesgo de fuga no es hoy distinto al que fuera hace 15 días o seis meses", ha apostillado.

La jueza encargada de este procedimiento, tras escuchar a todas las partes, se ha retirado a deliberar -transmitirá su conclusión por escrito-- y se retomarán las sesiones el 30 de septiembre, con los escritos de conclusiones de las acusaciones.

LA TRAMA

El 27 de enero de 1998 se constituyó la sociedad Parque Temática de Benidorm, que tenía por objeto, entre otras cosas, la construcción de un parque de atracciones. Seguidamente, esta sociedad firmó determinados contratos con empresas "externas" para que se encargasen de la creación, contratación, cumplimiento de normativa y control de calidad en el parque.

El problema surgió con la contratación de estas empresas, según mantiene el ministerio fiscal, puesto que los exresponsables Miguel Navarro y Justo Valverde contactaron con el empresario Vicente Conesa --dirigía las empresas C3 Ingeniería de la Construcción y Medio Ambiente y Desarrollo de Proyectos Instalaciones y Mantenimientos-- y, con la intención de "lucrarse" a costa de los accionistas de Terra Mítica, idearon un plan que les permitía conseguir que un gran número de facturas que iban a presentar al cobro en el parque fueran aceptadas por el departamento financiero y luego abonadas.

Para ello, dotaban a estas facturas de una apariencia real, "pese a que recogerían trabajos y suministros que no iban a ser reales, prestados por unas empresas que nunca iban a trabajar en dicho parque", según detalla la fiscal en su escrito.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine