Psicobloc: escalar por encima del calor

Numerosos alpinistas combinan la montaña y el mar para practicar este deporte en los días más calurosos

07.09.2015 | 01:21

La Marina Alta y Baixa son las zonas más importantes de la Comunidad Valenciana, gracias a sus acantilados al borde del Mediterráneo.

Con el sol de los meses más calurosos del año, algunos alpinistas aprovechan para dejar las cuerdas en casa, pero sin abandonar el deporte que aman. Asi que salen a la aventura que les permite combinar escalada con mar: el psicobloc. Una modalidad que cada año gana más adeptos entre los profesionales y aficionados a la escalada y cuyos lugares preferidos para practicarlo en la Comunidad Valenciana se encuentran en las comarcas de la Marina Alta y Baixa, según afirman los expertos.

Se trata de una variante del bloque (éste consiste en escalar paredes de escasa altura con la protección de una colchoneta), pero esta nueva modalidad les permite subir más alto y llegar a sitios de difícil acceso.

Para ello, uno de los primeros pasos es buscar localizaciones en las que tengan dos elementos imprescindibles: acantilados y mar con el que lindar. De esta manera, los escaladores suben por las paredes verticales o desplomadas, es decir, con una inclinación hacia el deportista de unos 80 grados para que la caída sea más limpia, según detallan desde el Club de Escalada y Montaña de Benidorm.

El factor psicológico es uno de los más importantes porque no tienen ninguna protección. Según explican desde el club, la escalada es uno de los deportes más seguros. Pero en el psicobloc pierden es caso aparte: no existen cuerdas ni compañeros que les aseguren. Eso sí, si caen, lo hacen al mar.

Por ello, es clave escoger bien el sitio donde practicarlo. Hay que inspeccionar antes la zona y confirmar que el agua es profunda, que no hay rocas que pongan en peligro su integridad física en la caída, o si existen corrientes de agua que les arrastren.

Para el psicobloc sólo es necesario los pies de gato y el magnesio para las manos, aunque hay algunos de ellos que sólo usan lo primero. Y precisamente, uno de los atractivos que tiene es la sensación de estar escalando de manera natural, «como se hacía antiguamente», explican desde el club benidormense, quienes aseguran que todo aquél que tenga unas mínimas condiciones físicas puede probar esta escalada. Aunque también es importante ir con un instructor o experto que les enseñen, por ejemplo, la mejor manera de caer al agua, que sería totalmente rectos..

Este deporte en la actualidad se encuentra en una alegalidad, que apela al sentido común de los que lo practican. Según comentan los expertos en psicobloc, la única restricción que tienen es tirarse al mar desde los acantilados.

Aunque no es muy habitual porque depende de las condiciones meteorológicas, se calcula que pueda haber unos 200 en la provincia que lo practiquen asiduamente en verano, entre ellos, una decena están en el Club Tossal La Nucía.

Lugares idóneos
Tal y como explica un antiguo miembro de la Federació d'Esports de Muntanya i Escalada de la Comunitat Valenciana, las comarcas de la Marina Alta y Baixa tienen los lugares más idóneos para el psicobloc en toda la región debido a su orografía. Los rincones más populares están en Jávea: el cabo de la Nao y la cala Ambolo. Pero se extiende por el cala del Moraig, Morro de Toix, el Mascarat, Racó del Corb, en l'Albir, en la isla de Benidorm y varios puntos de Serra Gelada de este municipio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine