Vacían la piscina del Palau de Benidorm por contaminación fecal

El Ayuntamiento sospecha que tras este incidente puede haber falta de mantenimiento por parte de la empresa gestora

25.08.2015 | 00:49
Vacían la piscina del Palau de Benidorm por contaminación fecal

El Ayuntamiento de Benidorm ha procedido a vaciar la piscina del Palau de Esports de l'Illa tras la detección, por parte del laboratorio municipal, de microorganismos fecales que hacen esta instalación no apta para el baño.

Así lo anunció ayer la concejala de Sanidad, Ana Pellicer, además de precisar que con esos 400.000 litros de agua que están extrayendo pretenden baldear las calles de Benidorm. Apostilló además que «el año pasado también hubo que vaciarla y el anterior equipo de gobierno optó por tirarla por el alcantarillado en vez de reutilizarla».

La edil argumentó que el hecho de que hayan aparecido estos elementos también denominados patógenos puede estar ligado a «una dejación» y a una «falta de mantenimiento» por parte de la empresa concesionaria de esta instalación, con la que existe abierto un expediente de resolución de contrato iniciado por el Ayuntamiento por diferentes «incumplimientos». Hace una semanas, esta misma mercantil trató de finalizar su labor en estas dependencias municipales por falta de liquidez pero el Consistorio le instó a que continuara hasta que se resuelva el proceso de resolución, pendiente de un informe del Consell Jurídic Consultiu (CJC).

La muestras se tomaron el pasado viernes y ya se detectó la anomalía, según la concejal del área sanitaria. Se le dejó a la empresa hasta el lunes plazo para realizar los tratamientos pertinentes que solventaran este problema, pero ayer se repitió el análisis y el índice de «estreptococos fecales» volvió a ser no apto para el baño.

Otro capítulo más que viven las instalaciones que gestiona dicha mercantil, ya que el pasado mes de marzo se detectaron casos de legionela entre sus usuarios. Su gerente, Juan Carlos Hernández, manifestó ayer a este diario que «precisamente, desde el brote de legionela, llevamos un control exhaustivo del agua de la piscina». Hernández negó que exista ningún tipo de «dejación» y no se explica como después del tratamiento que han realizado el fin de semana en el estudio haya vuelto a salir esta contaminación fecal. «Quizá algún niño, sin darnos cuenta, ha hecho lo que no tenía que hacer, pero se supone que con nuestros filtros se debería de haber solucionado», aseguró.

El Consistorio pretende restablecer el servicio en una semana. De momento, ha derivado a los usuarios a la piscina de Foietes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine