Benidorm

El Gobierno estudia un intercambio entre policías nacionales y «bobbies» británicos

El proyecto, aún en negociaciones, implica que los agentes españoles trabajen en Reino Unido y que los ingleses patrullen las calles de la capital turística

24.08.2015 | 01:10
El alcalde de Benidorm, Toni Pérez, junto al delegado de Gobierno, Juan Carlos Moragues, saludan a un agente.

Juan Carlos Moragues asegura que la intención es que los anglosajones «se sientan como en casa».

El Gobierno central quiere que los agentes de la Policía Nacional se intercambien con los llamados «bobbies» británicos, que irían destinados a proteger las calles de Benidorm. Así lo anunció ayer el delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Juan Carlos Moragues, en su visita al Servicio de Atención al Turista Extranjero de Benidorm (SATE), unas dependencias del Cuerpo Nacional de Policía para asistir a los turistas foráneos de forma personalizada y en su idioma, tras ser víctima de cualquier delito. La idea, según comentó el delegado, es que los «bobbies» patrullen y atiendan al ciudadano británico en la ciudad turística. Un proyecto que no se había hecho hasta entonces en la localidad, tal y como expresaron Moragues y el alcalde de Benidorm, Toni Pérez, quien acompañó en todo momento al delegado del Gobierno en su visita, junto a varios miembros de la Corporación local.

El objetivo, comentó Moragues, es que los británicos «se sientan como en casa». En un principio, la idea es que estén en las oficinas del SATE y que tengan presencia en las calles, patrullando por la localidad. Algo que ya se hace en Mallorca este verano por las zonas más conflictivas de Magaluf.

En la Comunidad Valenciana hay antecedentes con la gendarmería francesa en lugares como Gandía o Sueca. Lo distinto de este plan es que en este proyecto se incluye que los policías nacionales también se destinen a Reino Unido. Aunque el sitio está aún por determinar, «irán a los lugares más turísticos», avanzó Moragues, que explicó que será con la misma intención que con los «bobbies» que patrullarían por Benidorm, pero sin rebajar el número de policías nacionales que hay en la actualidad en la localidad.

El proyecto aún está en fase de estudio y en negociaciones con Reino Unido. Por ello, Moragues no pudo adelantar ni número de agentes que entrarían en el intercambio, ni fechas concretas en las que se haría realidad, aunque están trabajando para que se haga efectivo antes del verano de 2016. Eso sí, proponen que sea de carácter permanente.

Cabe recordar que la colonia británica es la más numerosa en la ciudad, según los datos del padrón de 2014. Asimismo, esta población aumenta en periodo estival, siendo la nacionalidad extranjera que más turistas atrae, tal y como reflejan los datos de la patronal hotelera Hosbec. Además, las oficinas actuales, situadas en el edificio Torrejó, se reubicarán en el Rincón de Loix.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine