Una década cantando en la playa de Benidorm

Centenares de turistas y residentes se citan cada mes para entonar «Cielito Lindo» y «Yo vendo unos ojos negros» en chanclas y bañador

04.11.2013 | 10:01
La coral cantando el sábado en la playa de Poniente junto al parque de Elche.
La coral cantando el sábado en la playa de Poniente junto al parque de Elche.

Es irremediable parar y sonreír. Incluso se hace difícil no arrancarse a cantar «Cielito lindo» a pleno pulmón aprovechando el contubernio. Las canciones del recuerdo y el buen tiempo hacen que todo aquel que pasea por la playa de Poniente de Benidorm pueda convertirse, por un día o para siempre, en parte del «Coro Magnífico». La única coral de España que se reúne, desde hace ya una década, para cantar al aire libre y frente al mar.

La coral arrancó a iniciativa de un matrimonio de Pamplona formado por Juan María Salamanca y Regina Vicente. Animados por amigos con quienes pasaban vacaciones en Benidorm y acostumbrados a cantar en su tierra natal (tienen un cuarto de siglo a sus espaldas en agrupaciones corales profesionales), se lanzaron a la arena de Poniente para disfrutar de sus canciones favoritas.

El primer día, según recordaba este fin de semana Juan Mari, «fue mal, con apenas cantantes». Con el tiempo eso fue cambiando y ahora hay mañanas en las que se puede contar hasta medio millar de personas coreando temas clásicos de la canción española como «Yo vendo unos ojos negros» o «La Bella Lola» en chanclas y bañador.

Lejos de la improvisación de los primeros días, en estos diez años la coral se ha profesionalizado a su manera. Así, aunque en la indumentaria habitual prima el atuendo playero, hay un orden establecido para el repertorio y unas reglas. También, para que nadie se invente la letra, entregan a los participantes partituras en los que se pueden seguir las composiciones. No en vano, aunque la mayoría son conocidas para los cantantes nacionales, casi todos jubilados, cada vez son más los extranjeros que se apuntan a la sesión de canto.

De ellos, «los más participativos son los de Holanda, que les encanta cantar. Después los belgas, y luego también cantan italianos, franceses e incluso algún inglés», explicaba el pionero, quien confirmaba que lo que más abunda son «castellanos». De ahí que dentro del repertorio nunca falle el «Himno a Castilla». Pero hay para todos. Hasta 65 canciones fijas interpretan a lo largo de la semana, a razón de unas 20 por jornada.

Algunos habituales hacen además «doblete» los sábados cantando a las 18.30 horas en la misa de la Parroquia Buen Pastor de Benidorm, caso de este matrimonio navarro a quien hace unos años incluso felicitó la entonces edil de Cultura por la promoción que hacen de Benidorm.

Enlaces recomendados: Premios Cine