Los impagos a los socorristas de siete meses de sueldo dejan en el aire el servicio

Ayuntamiento y empresa se culpan mutuamente de la deuda mientras algunos trabajadores han renunciado al empleo

29.05.2013 | 10:10
Un socorrista en una torre de vigilancia en una de las playas de Benidorm ayer.
Un socorrista en una torre de vigilancia en una de las playas de Benidorm ayer.

Los socorristas de Benidorm llevan siete meses sin cobrar el sueldo, mientras el Ayuntamiento y la empresa concesionaria del servicio Rojuser se responsabilizan mutuamente de los impagos. En estos momentos, al personal de rescate en las playas de la ciudad se les adeudan las nóminas de agosto y septiembre de 2012 y en lo que va de año todavía no han cobrado un euro. Como consecuencia de esta situación algunos trabajadores han renunciado a su empleo y otros han ido a los tribunales. La plantilla está estudiando qué medidas adoptar, sin tener muy claro aún quién es el responsable de su situación.
Desde el Ayuntamiento de Benidorm se achacó ayer el problema a las deudas que tiene la concesionaria con la Seguridad Social. "En estos momentos, la mercantil tiene un total de 112 solicitudes de embargo de la Seguridad Social", señalaron fuentes del gobierno municipal que añadieron que la empresa les debía también hasta 73.750 euros por la instalación de dos plataformas acuáticas en las Playas de Levante y de Poniente el año pasado. "Mientras exista la deuda con la Seguridad Social, el dinero se lo tenemos que entregar a la Administración. Nosotros estamos al día con esta empresa y es ella la que debe estudiar cómo paga a sus trabajadores", recalcaron estas fuentes.

Desde la mercantil Rojuser se incidió en que lo que debe abonarles el Ayuntamiento es bastante superior a la cantidad que les está reclamando la Seguridad Social. "Nosotros debemos cerca de 100.000 euros, pero el Ayuntamiento nos adeuda a nosotros 470.000. Que nos descuenten la cantidad que sea y nos den el resto y de esta manera podremos pagar a los trabajadores", explicaron fuentes de Rojuser consultadas por este diario. La empresa aseguró que seguirá prestando el servicio y descartó que se vaya a incumplir el pliego por el que está contratada. Sin embargo, los trabajadores tienen prevista una reunión el próximo jueves ante el clima de incertidumbre en el que se encuentran y estudiar si adoptan algún tipo de medida. Algunos incluso se estaban planteando el dejar de trabajar si de aquí al sábado, que es día 1 de junio, todavía no habían cobrado el dinero que se les debía.
Fuentes municipales señalaron que Rojuser no había presentado ni una sola factura desde el pasado mes de septiembre hasta ahora, motivo por el que se han encontrado con que ésta les está reclamando cerca de medio millón de euros de la noche a la mañana. Las mismas fuentes apuntaron a que la entrega de las facturas precisamente podrían haberse demorado por la mercantil precisamente para evitar el embargo de la Administración Central.

El gobierno local dice que agilizará el nuevo concurso público
La empresa Rojuser tiene prorrogado el contrato para ofrecer el servicio de socorrismo en las playas de Benidorm hasta que el Ayuntamiento convoque el nuevo concurso público para adjudicarlo. El portavoz del grupo socialista en el equipo de gobierno, Conrado Hernández, aseguró que "no vamos a dejar sin socorristas las playas de Benidorm ni un solo día y el servicio tampoco se va a dejar de prestar". En este sentido, aseguró que había dado instrucciones a los técnicos municipales para que aceleraran los trámites para que las empresas interesadas pudieran optar a la prestación de ese servicio y el concurso se celebrara "lo antes posible". Sin embargo, los plazos ya están ajustados ya que este fin de semana arranca el mes de junio y por lo tanto comienza ya la temporada alta. Fuentes municipales señalaron que el concurso se había demorado por cuestiones administrativas y que se pondría en marcha con la mayor celeridad. La noticia de que la prestación del servicio depende de un nuevo concurso público dejó ayer desolados a algunos de los trabajadores de Rojuser, que ni siquiera sabían que el contrato con el Ayuntamiento estaba ya finalizado.

En estos momentos, la empresa cuenta con cerca de medio centenar de trabajadores. "La sensación entre la plantilla es de desánimo. A algunos nos cuesta dinero el venir aquí a trabajar porque tenemos que pagarnos el desplazamiento desde otras poblaciones", dijo uno de estos trabajadores que recordó que los socorristas llegan a jugarse la vida cada vez que tienen que rescatar a alguien del mar.

Benidorm/Marina Baixa

Británicos en la playa de Levante de Benidorm
Ciudadanos solicita una ordenanza para frenar el turismo de borrachera en Benidorm

Ciudadanos solicita una ordenanza para frenar el turismo de borrachera en Benidorm

El portvavoz de C's reclama un documento que aglutine las leyes y normativas que regulan estos...

El Conservatorio tira la caña

El centro de estudios musicales de Benidorm abre sus puertas a escolares de la ciudad

Expedientan a un inspector de la Policía Local por proferir frases machistas a una agente

El Ayuntamiento investiga un posible caso de acoso tras denunciar la afectada unos comentarios...

Benidorm pide al Consell más aulas para niños de 2 años en colegios

Benidorm pide al Consell más aulas para niños de 2 años en colegios

La solicitud de plazas en las escuelas infantiles municipales se ha disparado un 5,4% para el...

La oposición se une para exigir al PP que frene la degradación de Armanello

La oposición se une para exigir al PP que frene la degradación de Armanello

PSOE, Liberales y Compromís reclaman que se declare en ruina las viviendas y se ordene su derribo

Las becas de transporte y la jornada continua, aún en el aire

El proceso de solicitud de plazas para escuelas infantiles y colegios públicos se ha cerrado en...

La venta ambulante vuelve a las playas por la falta de policías

La venta ambulante vuelve a las playas por la falta de policías

Los británicos, los principales clientes porque piensan que son camareros de los bares del paseo

Enlaces recomendados: Premios Cine