28 de diciembre de 2017
28.12.2017

Las voces crevillentinas, de gira

La Coral de la localidad alfombrera finaliza las actuaciones por los escenarios españoles con la ópera Nabucco

12.01.2018 | 02:28
La Coral Crevillentina interpretando la ópera de Verdi, Nabucco.

Proyectos nacionales. La Coral Crevillentina ha finalizado la gira por diferentes teatros del territorio español con la ópera de Verdi, Nabucco, tras cinco años dedicada al ámbito más regional. El conjunto, que hace un lustro que no realizaba proyectos de gran envergadura como este como consecuencia de la crisis económica, estrena en 2018 Doña Francisquita, una producción propia, con la colaboración del Orfeón Coral del municipio.

La Coral Crevillentina vuelve a los escenarios españoles con la gira nacional de la ópera Nabucco de Verdi, tras cinco años enfocada a un ámbito más regional debido a la crisis económica. El coro ha participado en las representaciones de ciudades como Toledo, Ciudad Real, Albacete o Guadalajara. Además, en 2018 estrenará Doña Francisquita, una producción propia en colaboración de el Orfeón Voces Crevillentinas.

La contratación de los coros se vio afectada por la crisis económica. Sin embargo, este año, la Coral Crevillentina ha vuelto a recorrer los escenarios del territorio español como acompañantes de las representaciones de Nabucco, la insigne ópera de Verdi, proyectadas por Producciones Telón, bajo la dirección escénica de Ignacio García y David Martel. Así, la presidenta de la Coral Crevillentina, Esperanza Sempere, señaló que 2017 «ha sido el año del resurgir de las entidades corales de Crevillent».

De hecho, hace cinco años, aproximadamente, que la Coral Crevillentina no realizaba una gira con estas características, debido a la reducción del número de contrataciones. La última ópera que realizaron a nivel nacional fue la Lucía, por lo que volver a realizar una ópera de esta envergadura ha supuesto una dosis de motivación entre los participantes de la Coral. Según destaca, Pedro Magro, miembro de la Coral Crevillentina, una ópera así «conlleva la inclusión de un coro mayor, más escenas, cantar en un idioma extranjero, aumentar las horas de ensayo y, por tanto, más motivación por parte del grupo a la hora de trabajar».

Volver a realizar actuaciones de ámbito nacional es un aliciente para los miembros de la Coral, que como no es profesional, en el sentido de que no se dedican exclusivamente a la actividad musical, porque la mayoría de sus miembros tienen trabajos complementarios, les supone una gran inversión de tiempo y esfuerzo para conseguir sacar adelante el proyecto. De hecho, en febrero de este año adjudicaron una representación para abril, por lo que tuvieron que aumentar el número de ensayos para poder ejecutarla, incluso realizaban cuatro por semana.

Además, durante el año han visitado diferentes puntos de la comunidad de Murcia y de la provincia de Alicante con otras actuaciones, y siguen con las actuaciones que desarrollan de manera continuada como la zarzuela en el Palmeral de Santa Pola que se realiza todos los veranos, las actuaciones en Sant Vicent del Raspeig, o los diferentes pueblos de Murcia que contratan antologías y zarzuelas. Este año, también, han vuelto a hacer Jesucristo Superstar, que se representó, por última vez, en el Teatro Romea de Murcia y en el Principal de Alicante en el año 2015. Concretamente, se realizó, este verano, en el auditorio de Crevillent, al no tener teatro en el municipio, y fue patrocinado por el Consistorio y la Diputación de Alicante.

En cuanto al próximo año, el principal objetivo es la consecución del gran proyecto coral de Crevillent, por lo que continuará la línea de trabajo conjunto que se ha realizado junto al Orfeón Voces Crevillentinas y las colaboraciones con coros del municipio como el Ruiz Gasch. Este proyecto, que se inició hace diez años, permitirá conseguir un gran grupo coral que pueda llevar a cabo proyectos más ambiciosos, de cualquier repertorio y por todo el territorio español.

Mientras tanto, la Coral empieza la gira de 2018, el próximo 13 de enero, en el Teatro Romea de Murcia con el estreno de Doña Francisquita, una producción propia en colaboración con el Orfeón Voces Crevillentinas, para continuar con la línea de trabajo conjunto que están desarrollando con diferentes coros del municipio. La producción contará con voces como Sandra Ferrández, Luca Espinosa, David Baños o Francisco Javier Martínez, bajo la dirección escénica de Juanjo Granda y la batuta de Francisco Moya.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine