29 de octubre de 2017
29.10.2017

La playa canina pide ampliarse

Los usuarios plantean aumentar el espacio de la «Caleta dels Gossets» ante el incremento de nuevos visitantes este año

10.11.2017 | 10:39
La playa para perros de Santa Pola concentra a usuarios y canes en la arena.

Satisfacción animal. Desde que se abrió al público, la «Caleta dels Gossets» de Santa Pola ha duplicado usuarios y defensores del emplazamiento. En su año y medio de apertura, más de 20.000 visitantes con sus perros han recorrido la cala. No obstante, también han habido algunas quejas por la falta de arena y peticiones de más seguridad por el atropello de un can en el camino al Faro este verano.

Un grupo de unos 100 usuarios de la «Caleta dels Gossets» solicitarán al Ayuntamiento que se amplíe el espacio canino en la costa en la zona del Cabo. Los usuarios que reclaman este nuevo emplazamiento proponen, según un escrito, ampliar el área para los canes a alguna de las calas contiguas en el entorno del cabo de Santa Pola. Las adhesiones suman cerca de 100 personas y planean hacer un registro oficial de esta idea la próxima semana en el Ayuntamiento de Santa Pola.

La playa canina, que abrió en mayo de 2016 se sigue colmando de usuarios en su más de año y medio de apertura al público. Desde el día de la inauguración ya han pisado la arena de la cala más de 20.000 perros con inspección de chip nueva, especialmente durante los fines de semana y en la temporada estival, momento del que se disfruta de la vigilancia de un guarda. En concreto, el aumento en 2017 ha duplicado a las visitas que ya tuvo la costa en el año previo. Este año, hasta el mes de septiembre se contabilizaron 16.500 nuevos canes usuarios frente a las 7.800 de 2016.

Los usuarios reclaman esta ampliación, también, para asegurar que no surja el problema a medio plazo de que la playa se abarrote de visitantes. «No queremos quedarnos con una cala hasta la bandera y que se convierta en un sitio incómodo», aseguraron desde el colectivo. Por otra parte, aseguran que el ambiente que se respira en el área es de total respeto al medio marino y que no ha habido ningún incidente reseñable en cuanto a desperfectos o malos comportamientos de quienes eligen esta playa como lugar de esparcimiento con sus mascotas.

Además, el colectivo que solicitará esta ampliación de la «Caleta dels Gossets» apunta que sería ideal que les concedan tener también arena en la cala para una mayor comodidad de los visitantes humanos y perrunos.

No obstante, los visitantes asiduos a esta costa reclaman más medidas de seguridad en el entorno de la cala que permite el baño a las mascotas. La preocupación por la velocidad del tráfico en el camino del área del Cabo se ha convertido en una incertidumbre para quienes acuden a la playa a pasar un rato con sus perros, que temen que puedan sufrir algún atropello de las mascotas.

De hecho, en verano fue atropellado un can en este enclave, es la primera vez que pasó, y los usuarios mostraron su temor de que pueda volver a ocurrir y solicitan al Ayuntamiento que actúe para que se garantice la seguridad de las mascotas. El vallado en los límites entre la playa y la carretera es la solución que más convence a vecinos y visitantes del área. Algunos vecinos manifestaron su intención de hacer una reclamación formal en el Consistorio para que incrementen las medidas de protección en el área.

Si bien es cierto que esta reclamación no es nueva, el Ayuntamiento santapolero recalcó en su momento que no era una solución posible debido a temas relativos a la norma. Según el reglamento aprobado cuando se dio inicio a la playa de perros, hace algo más de un año en Santa Pola, el Consistorio se comprometía a instalar badenes para reducir la velocidad de los vehículos en los límites de la cala, con vistas a proteger la integridad de las mascotas, y conociendo que en el enclave los coches pasan, a veces, a más velocidad de la permitida.

Esta playa cuenta con vigilancia especial. Al igual que el resto de playas naturales en la villa marinera no tiene un servicio de socorrismo y salvamento, pero sí que está atendida por personal del Ayuntamiento que se encarga de controlar el correcto cumplimiento de las normas contempladas en la ordenanza de aprovechamiento y uso de las playas de Santa Pola. Si bien el vallado no parece ser la solución más probable, los usuarios también han propuesto que se limite la velocidad a la que los vehículos pueden circular en esta playa canina. Sin embargo, la opinión mayoritaria parece ser de satisfacción ante el proyecto, que se ha convertido en una de las pocas playas de referencia para las mascotas caninas en la provincia. Mucha gente acude a la playa desde diversos puntos de la provincia puesto que se está convirtiendo en un punto de referencia para los que quieren disfrutar de la costa con sus canes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Elche/Baix Vinalopó

«Cuantas más dificultades tienes en la vida, mejores decisiones tomas»

«Cuantas más dificultades tienes en la vida, mejores decisiones tomas»

El I Congreso Nacional de Derecho de la Discapacidad sigue su curso en Elche y hoy llega a su...

El derecho a la felicidad

El derecho a la felicidad

La ilicitana Mónica Beltrán presenta esta tarde (20.30 horas) su primera obra de autoayuda, Ser...

Cuando la solidaridad también se amasa

Cuando la solidaridad también se amasa

El panadero ilicitano Fran Castell viajará en diciembre a una de las zonas más desfavorecidas de...

Elche sacará la mayor oferta pública de empleo de los últimos años con 91 plazas

Elche sacará la mayor oferta pública de empleo de los últimos años con 91 plazas

La mesa de negociación aprueba por mayoría dar luz verde a un centenar de puestos, de los que 16...

Aigües d´Elx conectará al alcantarillado otras 87 viviendas

La tercera fase del colector comenzará a finales de mes y obligará a acceder a las casas a pie en...

El Institut d´Estudis Comarcals carga contra la falta de documentos en el Mercado

El Institut d'Estudis Comarcals del Baix Vinalopó denunció ayer que Aparcisa no ha entregado al...

Enlaces recomendados: Premios Cine