10 de junio de 2017
10.06.2017

Santa Pola recauda más de 600.000 euros por el cobro de multas y la regularización de licencias

El Ayuntamiento pone el ojo en el ingreso por infracciones de circulación, tramitaciones urbanísticas, apertura de establecimientos y la entrada de vehículos y reservas

10.06.2017 | 01:30
Santa Pola recauda más de 600.000 euros por el cobro de multas y la regularización de licencias

El presupuesto de la villa marinera aumenta por este concepto en 135.000 euros, un 20% más con respecto al año pasado.

El Ayuntamiento de Santa Pola se ha puesto las pilas con el cobro de multas y la regularización de licencias. La intención: recaudar ingresos cuanto antes para unas arcas municipales que acumulan deudas. Así, este año la bolsa de ingresos cuenta con 630.000 euros más provenientes del cobro de multas y la regularización de licencias urbanísticas y de obras y la apertura de establecimientos en los primeros cinco meses del año. De este modo, el Consistorio ha ingresado un 21% más que en el mismo periodo de 2016, lo que supone un aumento de 135.000 euros proveniente del cobro de estas irregularidades.

De este modo, el concejal de Hacienda de Santa Pola, Ignacio Soler, afirma que, «a poco que cumplimos la ley y cobramos las sanciones y no las dejamos en el aire, hemos conseguido una gran aportación para las arcas públicas de la localidad», aseguró el edil.

En concreto, las multas por infracciones de circulación han supuesto 120.000 euros de ingresos hasta mayo, esto es un 50% más que en 2016, cuando se recaudaron 80.000 euros en total. Las regularización de licencias urbanísticas en la villa marinera han traído al municipio 200.000 euros, un 33% más que el año pasado, cuando se recogieron 150.000 euros. La licencia de apertura de establecimientos trae a Santa Pola 110.000 euros más, un 46% más de recaudación que la que hubo hace un año, que se quedó en 75.000 euros. Además, la entrada de vehículos y reservas suma 200.000 euros para la localidad costera. También aumenta, aunque solo ligeramente desde 2016, un 5% más.

El edil de Hacienda, Ignacio Soler, valoró esta nueva vía de administrar ingresos y, a la vez, aseguró, que se trata de poner fin a la impunidad por el incumplimiento de la ley, que había sido, según afirmó, más permisiva en mandatos anteriores.

La cifras aportadas son las más relevantes en cuanto a ingresos, pero sumando la totalidad de las multas, también las tributarias, recargos e intereses, la cifra rasca hasta 100.000 euros más.

De este modo, las arcas municipales suman esta fuente de ingresos al alza a las ya habituales, por el que se recaudan más de 12 millones de euros para la villa marinera. En cuanto a la aportación desde el Gobierno central, Santa Pola recibirá este año más de 6 millones de euros. Desde el Consistorio esperan que en 2018, con la revisión catastral se pueda ingresar más al hacer balance y hacer cambios en el valor de este impuesto, que, según apuntan desde el Ayuntamiento santapolero, está muy por debajo del valor de la vivienda.

Grúas

Por otro lado, la retirada de vehículos de la vía pública también supone un pellizco para el bolsillo de las arcas públicas de la villa marinera. Este año ha aumentado también la recaudación por los coches mal aparcados. En total, son 45.000 euros los que se han recuperado, un 29% más que en 2016. En este sentido, Compromís per Santa Pola presentó al pleno ordinario de mayo, una propuesta para modificar la ordenanza de vados del municipio y permitir al Ayuntamiento controlar que todas las licencias de vado que se han concedido hasta ahora se estén utilizando correctamente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine