19 de marzo de 2017
19.03.2017
Crevillent

Joaquín González, memoria de las pasaetes

El autor crevillentino ha recopilado en su propio libro estas anécdotas y tradiciones

21.03.2017 | 01:04
Joaquín González, acompañado de su familia en la presentación de su libro sobre pasaetes el pasado mes de noviembre en la Cooperativa Eléctrica de Crevillent.

Tradición crevillentina. Personajes como «El Bigotillo», «El Pardalet», Juanico «El del carro del hielo», o «El abonaó del Fondó» son bien conocidos en Crevillent, en parte por la labor de Joaquín González, un narrador y recopilador nato de pasaetes, historias tradicionales que cuentan el pasado y el carácter del municipio crevillentino.

Personajes que configuraron el perfil rural de Crevillent en una época de postguerra y que Joaquín González rescata del olvido a través de la narración de las pasaetes, las historias más tradicionales del municipio. González las recuerda ya que las conoció muy bien como niño pastor muy curioso. Ahora, da a conocer a estos personajes a las nuevas generaciones que lo desconocen, bien sea contando sus historias a viva voz o a través de sus escritos.

Las pasaetes son un compendio de hechos ocurridos en el municipio durante una época que principalmente transcurre en el pasado siglo XX, un momento crucial para la villa alfombrera, marcado principalmente por un lento pero constante proceso de industrialización y crecimiento económico y demográfico. «Una época de afianzamiento de las tradiciones crevillentinas», como el autor destaca en sus escritos. Inquieto, curioso y metódico, Joaquín González ha ido guardando estas historias a lo largo de su vida en su memoria, que ya supera la setentena. «De hecho, es lo que mejor conservo», presume el crevillentino. Poco a poco, a base de contarlas y difundirlas, las pasaetes son conocidas en gran parte de Crevillent y forman ya parte del acervo popular.

El pasado mes de noviembre, González presentó el libro «Pasaetes del poble». En esta obra se recogen las anécdotas sobre personajes crevillentinos que este escritor autodidacta plasmó en forma de colaboraciones en las publicaciones locales de Harmonía y El Periòdic del Poble. «Nunca fui a la escuela y ahora publico en dos periódicos y he escrito un libro», destaca. Asimismo, el autor también relata cómo era antaño la caza en la sierra, la celebración de Sant Joan, las Navidades, las costumbres de los crevillentinos en Santa Águeda, las «Fonts i fontetes de la Serra», crevillentinos en el Tour de Francia y las familias de antiguos ganaderos.

«Son cosas que he oído de los mayores, yo no fui estudiante pero era un niño muy curioso al que le gustaba escuchar y observar todo. Y esas historias me marcaron. Yo era pastor y pasaba mucho tiempo en el campo y he aprendido muchísimo con personajes como «El Pardalet» o «El abonaó del Fondó». Este recopilador de historias agradece su formación de escritor autodidacta a los poemas de Miguel Hernández que llegaban a sus manos y leía con pasión. «Me identificaba con él porque también fue niño pastor», afirma.

Esta enciclopedia cultural viviente asegura que no guarda especial cariño a ninguno de los personajes de los que narra sus peripecias, si no que les tiene a todos el mismo respeto por lo que significan como conjunto pra la cultura local de Crevillent y su identidad.

Entre sus escritos destacan las descripciones de situaciones sobre personajes del municipio que, sin la memoria de González, difícilmente serían recordadas. La tradición oral, así, queda documentada en este libro recopilatorio de épocas remotas de Crevillent. En la obra también son protagonistas eventos religiosos y culturales como la Semana Santa o el Rosario de la Aurora.

Religioso y fiel seguidor de la Semana Santa Crevillentina, González ha donado los beneficios de este libro que ya va por una segunda edición a la Iglesia.

Sobre el futuro de estas pasaetes y su transmisión a las nuevas generaciones, Joaquín González se siente tranquilo porque tiene nueve nietos a los que cuenta sus historias y, además, les hacen de transcriptores de sus escritos, ya sea a mano o en formato digital. Los sucesores de este narrador nato están ya manos a la obra para seguir difundiendo la historia local de Crevillent generación tras generación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Elche/Baix Vinalopó

Un detalle del asentamiento improvisado.
Con el amianto sobre sus cabezas

Con el amianto sobre sus cabezas

Un grupo de personas que vive sin luz ni agua en las viviendas que han improvisado junto al puente...

La segunda muestra de Artes llena L´Escorxador

La segunda muestra de Artes llena L´Escorxador

La asociación ilicitana trabaja desde la cultura y el ocio en el desarrollo integral de personas...

El joven Aarón y varias empresas donan nueve desfibriladores a la Policía

El joven Aarón y varias empresas donan nueve desfibriladores a la Policía

Los agentes recibirán cursos de formación para utilizarlos y convertir la ciudad en cardioprotegida

Chat con Pablo Ruz

Chat con Pablo Ruz

El secretario general del PP y exdelegado de Cultura ha contestado a las preguntas de los lectores

Cae con su coche por un barranco y sale ileso

Cae con su coche por un barranco y sale ileso

El turismo se precipitó cuando circulaba por el camino del Cementerio Nuevo

Elche tendrá un observatorio para controlar el ruido y dará voz a vecinos, empresarios y a la Policía

Elche tendrá un observatorio para controlar el ruido y dará voz a vecinos, empresarios y a la Policía

El Ayuntamiento tiene previsto aprobar en julio la nueva ordenanza municipal sobre contaminación...

Los sindicatos de policía, en pie de guerra

Varios agentes protestan dando la espalda al alcalde antes de la sesión plenaria mientras muestran...

Enlaces recomendados: Premios Cine