Crevillent gestionará el alcantarillado en El Pinar y exigirá los gastos al promotor

La falta de actuación de la Agrupación de Interés Urbanístico y la posibilidad de aparición de problemas ambientales provocan esta decisión

30.07.2016 | 01:00
Crevillent gestionará el alcantarillado en El Pinar y exigirá los gastos al promotor

El Ayuntamiento de Crevillent se encuentra gestionando la conexión del alcantarillado de la urbanización residencial R-10 del Pinar, ante la posibilidad de aparición de problemas ambientales producidos por la falta de actuación de la Agrupación de Interés Urbanístico.

«El Gobierno local se ha visto obligado a tomar cartas en el asunto, abordando la conexión entre el alcantarillado de esta área y el público de saneamiento», explicó Miguel Ángel Sánchez, concejal de Medio Ambiente. Así, «el Consistorio ha encargado la realización del proyecto para la separata del colector al ingeniero redactor del plan de urbanización del R-10», afirmó Sánchez. No obstante, «los costes de esta actuación serán exigidos al promotor por procedimiento de ejecución subsidiaria, ya que la responsabilidad de llevar a cabo esta gestión corresponde al urbanizador», señaló Sánchez.

Esta actuación viene dada como medida preventiva «ante la posible generación de perjuicios medioambientales, tales como olores o la contaminación de aguas continentales», señalaron fuentes municipales. De esta forma, el Consistorio ha informado a las administraciones de la Confederación Hidrográfica del Segura, y la EPSAR del estado de la situación. Posteriormente, la Corporación municipal se reunirá con los vecinos propietarios de las parcelas, por las cuales discurrirán los conductos de la red del alcantarillado para llevar a cabo por procedimiento de expropiación con acuerdo amistoso la actuación que completará la conexión. Así, se unirá esta a la red de saneamiento del municipio.

Actualmente, esta entidad tiene establecido un convenio con el Consistorio para la realización de las obras. Sin embargo, la crisis del sector inmobiliario provocó que en 2013 el Ayuntamiento aprobara la suspensión temporal de la urbanización por dos años. Posteriormente, la empresa ha llegado a solicitar dos prórrogas para la finalización de la actuación, una durante 2015, y la otra en febrero de este mismo año. Así, la Agrupación de Interés Urbanístico se encuentra, de momento, dentro del último año de moratoria para concluir los trabajos pendientes en la urbanización residencial. Sin embargo, transcurrido este tiempo, en caso de que la promotora continúe con las obras perderá los derechos de urbanizar, al agotar los cuatro años de suspensión, y, por tanto, se procederá a la extinción del convenio con el Ayuntamiento. Por ello, actualmente, los servicios jurídicos y técnicos se encuentran estudiando la elaboración de una propuesta de contratación con el objetivo de que se revise y audite el contrato suscrito entre el Consistorio y la urbanizadora.

Cuando se produzca el vencimiento, se comprobará el estado de las actuaciones de la zona, las cargas pendientes, los derechos que tiene el Ayuntamiento y cómo inscribirlos en el Registro de la Propiedad. Además, se estudiará con una consultora especializada cómo abordar la situación.

Esta no es la primera vez que el Ayuntamiento tiene que hacerse cargo de cuestiones que atañen a la empresa. El Consistorio de forma subsidaria ya se encargó del mantenimiento del residencial y colocó una rampa de hormigón para unir la zona del polígono del Fayma con el sector R-10, entre otras actuaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine