La investigación judicial comenzó en marzo de 2015

26.07.2016 | 01:26

Tras una denuncia de Esquerra Unida de Crevillent para esclarecer si se cometieron delitos de prevaricación y contra el medio ambiente en la adjudicación del contrato para el tratamiento de residuos y el desarrollo de esta actividad, comenzó una investigación judicial en marzo del pasado año contra la planta de residuos de Abornasa. El Juzgado de lo Contencioso número 1 de Elche declaró ilegal la planta de Abornasa en septiembre tras determinar que se ubicaba en un suelo de especial protección por estar catologado como parque natural, del paraje de El Hondo, y que el contrato se había adjudicado sin la preceptiva autorización ambiental en septiembre de 2015. La empresa en dicho mes decidió cerrar su actividad para adaptarse a la normativa. Así, en diciembre de ese mismo año, la entidad retomó su actividad solo con el tratamiento de residuos inertes, llevando los orgánicos a Elche. En marzo de este año el Consell denegó a la empresa la autorización ambiental integrada por su cercanía a El Hondo. Abornasa mantiene la gestión de residuos inertes de menos de 75 toneladas para cumplir la normativa. La investigación continúa abierta por si hay irregularidades. s. m. p.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine