Menos picaduras de medusas en Santa Pola

La concienciación y la climatología reducen el número de ataques de medusa mientras

19.07.2016 | 01:26
Cruz Roja, el servicio de socorrismo de Santa Pola, reduce el número de atenciones sanitarias en junio.

Las intervenciones por peces araña y heridas se mantienen por imprevisibilidad, según los datos de junio en relación al año anterior.

La temporada estival en Santa Pola ha comenzado sin grandes incidencias, llegando incluso, a reducir las asistencias sanitarias que realizan los servicios de socorrismo a pie de playa. Según los datos registrados por Cruz Roja el número de picaduras de medusas ha bajado considerablemente, sin embargo los ataques por peces araña y las heridas de otro índole continúan manteniendo la tendencia en relación al mismo periodo de tiempo del año anterior.

En este sentido, en junio de 2015 se realizaron 680 asistencias, mientras que durante el pasado mes se trataron 542, reduciendo en 138 el número de intervenciones leves en las siete playas de Santa Pola: Levante; Varadero; calas del Este; calas Santiago Bernabeu; Gran Playa; Playa Lisa; y Tamarit.

Asimismo, los datos que más destacan son las asistencias por picaduras de medusa. Y es que en 2015 se asistieron 504 ataques de este tipo durante el mes pasado, mientras que este año han sido 355. «Esto es debido a diversos factores como la mayor concienciación por parte de la gente sobre cómo actuar y la climatología», señalaron desde Cruz Roja. Las playas donde se han atendido más actuaciones de este tipo son Levante y Varadero. «Esto sucede porque son lugares con mayor afluencia de gente, porque las características del agua son similares en todas la zonas de la localidad», señaló Rocío Galán, coordinadora de este organismo en Santa Pola.

Sin embargo, el número de otros tipos de cura, donde destacan las picaduras de peces araña y las heridas, generalmente provocadas por los cortes o rozaduras, que se realizan los menores en los espigones, han aumentado ligeramente. Así, en 2015 se registraron 176 asistencias, mientras que durante el pasado mes la cifra ha ascendido a 185. «Estas actuaciones son las más imprevisibles, por lo que no se suelen registrar grandes cambios, ya que los peces araña habitan generalmente en las orillas, bajo de la arena, por lo que es más difícil esquivarlos, y tenemos un gran número de espigones o zonas cercanas a la playa donde los niños se pueden hacer algún daño jugando», relató Galán. En este sentido, las calas del Este y Levante son los lugares donde se han tratado más picaduras de pez araña, mientras que se han asistido más heridas en Levante, Gran Playa, Playa Lisa y Tamarit. Asimismo, «uno de los problemas más frecuentes que se producen en verano es la pérdida de niños, en este tipo de espacios más grandes los pequeños tienen mayores dificultades para quedarse con la referencia de algún sitio y es fácil que se extravíen. Por ello, desde Cruz Roja se proporcionan unas pulseras, de forma gratuita, en cada puesto de socorro, para anotar el nombre de los niños y el teléfono, y poder localizar a sus familiares con mayor facilidad y ningún susto», señaló la coordinadora. Al respecto, en junio se perdieron cuatro niños sin incidencias, dos en Gran Playa, uno en Levante y otro en Playa Lisa, tal y como indican los datos del registro oficial que realiza diariamente el servicio de socorrismo de Cruz Roja.

Por otra parte, en junio tampoco se registraron ahogamientos, golpes de calor, fracturas o quemaduras de sol, mientras que el número el número de lipotimias, insolaciones, picaduras de erizo y evacuados también registró cifras muy bajas en las playas de la localidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine