Santa Pola

Los comerciantes piden que el centro siga abierto al tráfico para mantener las ventas

En Semana Santa se experimentó un crecimiento de alrededor del 5% con relación al año anterior

14.07.2016 | 01:03
Los comerciantes piden que el centro siga abierto al tráfico para mantener las ventas

El proyecto de peatonalización de Santa Pola ha generado cierto malestar entre los comerciantes de la villa marinera, que piensan que esta actuación podría reducir drásticamente el número de ventas. Por ello, la Asociación de Comerciantes ha solicitado mantener una reunión con la alcaldesa de la localidad, Yolanda Seva, con el objetivo de abordar el proyecto y que no se peatonalice ni parcial ni completamente el centro de la ciudad.

De esta forma, se trasladará la preocupación de los comerciantes y se tratará de conocer exactamente qué cortes de tráfico se incluirían en la iniciativa, con el fin de que ambas partes trabajen en un entendimiento que no afecte al sector.

«A nosotros no nos gustaría que se produjese una completa peatonalización, porque, según los informes que hemos visto de otras ciudades donde se ha llevado a cabo un proyecto similar, el comercio se ha visto muy perjudicado», explicó Pepa Garri, presidenta de la Asociación de Comerciantes de la villa marinera. «El motivo es que, en las zonas donde no pasan los coches y donde hay mayor dificultad para acceder, el comercio se muere. Hay que tener en cuenta que no todo el mundo puede ir a pie y que también se necesita la entrada a la calle de los proveedores», destacó Garri.

Además, «esto provocaría que se cree un núcleo de actividad en otra zona, donde los compradores al no poder acceder al centro se vayan a otros lugares, en los que tengan más facilidades como el aparcamiento», señaló la presidenta. Asimismo, «un claro ejemplo es la calle de la Cruz, donde una valla limita la accesibilidad, y la gente ha perdido el hábito de pasar hasta que ha ido muriendo», destacó la misma.

Por todo ello, la Asociación de Comerciantes ha solicitado con urgencia una reunión con el Ayuntamiento para conocer de primera mano el proyecto, pedir que no se corten las calles con actividad comercial, y abordar posibles soluciones para que no afecten al sector. Así, «la clave pasaría por trabajar conjuntamente en unas infraestructuras adecuadas, partiendo desde la base, y ejecutar otras alternativas como la zona azul o de carga y descarga», declaró Garri.

La peatonalización de las calles de la villa marinera ya había generado polémica entre los comerciantes durante el pasado año. Y es que «ya se habló de que el corte al tráfico del mercadillo central de los sábados por la mañana reduce drásticamente las ventas», como señaló la presidenta. En este sentido, en dicha reunión con el Ayuntamiento se abordará este tema.

Por otra parte, si se logra hacer frente al fenómeno de la peatonalización, se espera que durante la temporada de verano se incrementen un mínimo del 6% las ventas con relación al año anterior. Al respecto, durante «Semana Santa, que es como el escaparate del verano, se produjo una subida del 5%, por lo que se espera que las ventas continúen en esta línea, y que se aborde la situación del corte de las calles al tráfico para que se pueda mantener la tendencia», explicó Pepa Garri.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine