El Ayuntamiento de Crevillent actualizará el catastro para detectar inmuebles no declarados

La iniciativa pretende combatir el fraude al tiempo que aflorar viviendas con datos incompletos

05.07.2016 | 00:16
El Ayuntamiento de Crevillent actualizará el catastro para detectar inmuebles no declarados

El Ayuntamiento de Crevillent ha solicitado a la Gerencia Territorial de Catastro una regularización catastral para detectar inmuebles que no están dados de alta y ya han comenzado a realizar los trabajos de actualización.

La concejal de Hacienda, María Carmen Candela, remitió un escrito a la Gerencia Territorial de Catastro de Alicante en el que se solicitaba entrar en el procedimiento de regularización catastral 2013-2016, para poder incorporar y valorar tanto las construcciones omitidas total o parcialmente, así como los datos incompletos o incorrectos, para adecuarlos a la realidad.

Candela explica que esta regularización catastral no implica una revisión de valores catastrales, sino que se trata de un procedimiento de lucha contra el fraude para aflorar inmuebles no declarados o cuyos datos son incompletos.

A raíz de la solicitud municipal, se han iniciado por parte de Catastro los trabajos de regularización catastral en nuestra localidad, por lo que aquellos vecinos que no hayan declarado hasta ahora las mejoras, ampliaciones o modificaciones en sus viviendas, verán incrementado previsiblemente su recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). Esto se comunicará a los vecinos afectados cuando esté finalizado este procedimiento.

Paralelamente a esta actuación, y a raíz de una modificación de la Ley del Catastro, también se solicitó al Catastro, que se iniciara un procedimiento de valoración colectiva simplificada para aquellos suelos urbanos con consideración de urbanizables, pero que no cuentan con una ordenación detallada, por lo que sus expectativas urbanísticas son menores y su valor económico también.

La valoración fue publicada el 30 de mayo de 2016 y se comunicará de manera individualizada a los vecinos beneficiados, puesto que esta revisión provocará una bajada del valor catastral de los inmuebles afectados.

La concejal de Hacienda comenta que esta es una iniciativa que no obliga a los ayuntamientos, siendo voluntaria su solicitud. Sin embargo, explica que el Ayuntamiento de Crevillent «en aras a beneficiar a los propietarios la pidió», porque en estos tiempos de crisis han visto como el valor de mercado de sus fincas ha bajado, mientras que el IBI se mantenía en su importe y ahora verán reducida su carga fiscal.

También recibirán en breve comunicación los propietarios de inmuebles situados en el sector I-10, aprobado por plan parcial en 2013.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine