La Guardia Civil detiene a tres personas pertenecientes a un grupo criminal en Santa Pola

Los arrestadoss aprovecharon la evacuación de un edificio por un incendio para robar en uno de los domicilios

30.05.2016 | 13:44

La Guardia Civil de Santa Pola ha detenido a 3 personas de nacionalidad española, 2 hombres de 49 y 54 años, y una mujer de 42, como presuntos autores de 4 delitos de robo con fuerza, 1 delito de hurto y otro de pertenencia a grupo criminal.

El primer delito tuvo lugar tras incendiarse un edificio de la calle San José de la localidad de Santa Pola, con la consecuente evacuación de los vecinos del inmueble. Los propietarios de la vivienda donde se produjo este primer robo, se mudaron a vivir provisionalmente a otra casa dejando sus efectos personales mientras se realizaban las labores de rehabilitación. Si bien, la vivienda se encontraba en buen estado y correctamente cerrada. Pasados unos días, los propietarios regresaron al lugar comprobando que les faltaba un sobre con mil euros y varios estuches que contenían diversas monedas medievales.

Tras poner la denuncia en el Cuartel de la Guardia Civil de Santa Pola, los agentes iniciaron las investigaciones. Sin embargo, los presuntos autores regresaron dos veces más al inmueble hasta haber sustraído el total de la colección de monedas así como numerosas joyas que los propietarios tenían. Valorado todo ello en unos 9.000 euros.

Los agentes localizaron pronto a los autores a los que identificaron y comenzaron a seguir, comprobando que vendían los objetos que robaban en comercios de compra y venta de oro y tiendas de segunda mano.

El cabecilla de la banda, un varón de 49 años, era el encargado de acceder a las viviendas mediante escalo, ya que al parecer, posee una importante destreza. Unas heridas en el cuerpo de esta persona, apuntaron a su presunta autoría ya que al entrar en una clínica de la que sustrajo un ordenador portátil, se pudo lesionar con la fractura de un cristal.

La Guardia Civil ha realizado una importante investigación recuperando en menos de un mes la totalidad de las monedas y la mayoría de las joyas, además del ordenador portátil y un teléfono móvil que habían sustraído en una panadería de la localidad. Los efectos han sido entregados a sus propietarios. El valor de los efectos sustraídos asciende a 9.000 euros y se calcula que unos 7.500 ya han sido recuperados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine