Santa Pola

La venta por internet y el aumento de clientes extranjeros elevan los precios del pescado

La lonja exporta ya sus capturas hasta Italia y Grecia desde la puesta en marcha de la subasta online

03.05.2016 | 01:18
La venta por internet y el aumento de clientes extranjeros elevan los precios del pescado

La villa marinera afronta una etapa clave para la difusión del Peix de Santa Pola y para la evolución del sector pesquero. La venta por internet ha servido para abrir mercado no sólo en España, sino a nivel internacional, lo que ha desembocado en un incremento de los precios del pescado. Esta revalorización ha sido acogida como un auténtica oportunidad para sacar a flote un sector, que comienza a levantar la cabeza después de la crisis.

Y es que, tras poner en marcha hace dos años la subasta online, que pemite pujar a tiempo real por el género capturado en la Bahía, desde cualquier rincón del mundo, los resultados han sido muy positivos para la lonja. Según su responsable, Pepe Andreu, al margen de los 200 compradores diarios que puede acoger la lonja, atambién hay otra quincena de clientes «interactivos» que hacen sus reservas desde el otro lado del ordenador, sin la necesidad de estar «in situ» en Santa Pola.

Concretamente, dentro de ese grupo de compradores destaca Italia, considerada como un gran consumidor de pescado santapolero, junto a Grecia, Barcelona, Mallorca, Madrid, entre otros. «Los compradores por Internet son muy fuertes y esto repercute en una subida del precio del pescado, sobre todo el de escama, como la dorada, el dento y el pajel», explicó Andreu.

Con ello, desde la lonja se estima que el incremento en el coste final de las capturas de este tipo pueda girar en torno al 15% y el 20%, según los días. «La subasta por internet ha permitido que se de difusión al Peix de Santa Pola y a revalorizar el sector», apuntó el responsable de la lonja.

Así, desde que está en marcha la subasta online, la lonja de la localidad costera ha vendido 57.730 kilos por internet, según las estadísticas de la Cofradía de Pescadores. La iniciativa es posible gracias a que una báscula por donde pasa el pescado, en el momento de la subasta, cuenta con una cámara que permite al cliente, que esté conectado a la red, pueda ver el género y saber por lo que está pujando.

Después de realizar la compra, en la lonja se encargan de verificar que todo está en perfectas condiciones, de envolver con plástico y de llenar de hielo la adquisición, para el momento del transporte. De esta manera, la lonja santapolera se ha subido al carro de las nuevas tecnologías.

Por otra parte, la Cofradía de Pescadores ha dado otro salto en el ámbito interactivo, con la puesta en marcha de una tienda online, donde el caldo de caldero concentrado y a temperatura ambiente es el producto estrella.

«Desde hace un mes está funcionando esta nueva fórmula, que permite llevar nuestro caldo de caldero a todas partes de España. La tienda online, está pensada para todo tipo de clientes, desde restaurantes, hasta amas de casa, que quieren elaborar sus platos con nuestro producto», explicó Andreu.

La expansión de este caldo, junto al pescado y el marisco de la Bahía, así como su apuesta por internet llenan de esperanza una lonja, considerada como una de las más importantes del mar Mediterráneo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine