Recogen firmas para evitar que Santa Pola prohíba a los perros pasar por el Castillo

El edil de Limpieza tratará de aprobar la creación de un perímetro de protección en la zona patrimonial

07.04.2016 | 01:12
Recogen firmas para evitar que Santa Pola prohíba a los perros pasar por el Castillo

Una parte del equipo de gobierno defiende que la propuesta tendrá que ser debatida y consensuada.

La propuesta de crear un perímetro de protección para restringir el paso de los perros por los alrededores del Castillo-Fortaleza ha levantado todo un revuelo entre los propietarios de mascotas de Santa Pola que ha acabado con la recogida de firmas para evitar que se apruebe esta medida.

Desde la Concejalía de Limpieza, su responsable, Francisco Soler, (del grupo no adscrito) tratará de sacar adelante esta iniciativa, con la que busca combatir los excrementos de los canes en esta zona patrimonial. Concretamente, según el edil del área, la idea es crear un cerco de cinco o seis metros de protección en torno al inmueble histórico para que los perros no puedan acercarse, ni tampoco cruzar el Patio de Armas.

«Considero que se trata de un perímetro coherente porque estamos hablando de un Bien de Interés Cultural (BIC) que hay que cuidar. No se puede permitir la gran cantidad de orines en las farolas, incluso en las fachadas del Castillo, que están siendo dañadas por estos comportamientos incívicos», defendió Soler.

Sin embargo, esta medida es tan sólo por ahora una propuesta aislada que necesitará el respaldo del resto del equipo de gobierno para que pueda salir adelante. Y es que la polémica viene por una imagen lanzada por el propio concejal de Limpieza, a través de las redes sociales, en la que aparece la restricción a las mascotas en el Castillo y la advertencia de una sanción de 150 euros en el caso de no respetar la prohibición.

«He querido lanzar un globo sonda para ver la reacción de la gente. Esta idea está supeditada a una ordenanza que tendrá que aprobarse por mayoría», precisó el edil. No obstante, pese al rechazo que ha generado entre una parte de la población, Soler defendió que hará todo lo posible para que su planteamiento pueda tener luz verde con el consenso de sus compañeros de Corporación, por lo que reivindicó anteponer la seguridad y la higiene por encima del partidismo político.

Por otra parte, el edil no adscrito del Ayuntamiento santapolero resaltó que la controversia generada entre los opuestos a esta medida no va a suponer un obstáculo para su objetivo. «Aunque estén recogiendo firmas, no van a variar mis intenciones. Para eso está el plazo de alegaciones que se abre cuando se aprueba una ordenanza», explicó Francisco Soler.

Frente a ello, tanto la alcaldesa socialista, Yolanda Seva, como la concejal de Cultura, Anna Antón (Compromís), defendieron que ni siquiera han recibido una propuesta oficial por parte del edil de Limpieza, por lo que tendrá que ser debatida y necesitará la mayoría de votos para ser aprobada en pleno municipal, como una modificación de la ordenanza de Limpieza.

«La intención de una parte del equipo de gobierno es debatirla y tratarla. No es ninguna postura que se haya llegado a consensuar todavía, ni tampoco hemos abordado en qué términos se haría esta regulación del paso», apuntó Antón. La edil de Cultura especificó, además, que, «en un principio, se planteó la restricción para el Patio de Armas del Castillo y todavía no hemos entrado a debatir si también se extendería a los alrededores, como el concejal propone».

Así las cosas, y ante la polémica creada, la concejal de Compromís no descartó oponerse a la medida, pero tampoco respaldarla. «De momento, nuestra postura no es ni a favor ni en contra, porque necesitamos atarlo todo. Se trata de un tema que es muy sensible para los dueños de los perros y hay que definirlo bien para que la gente no se vea con inseguridades sobre si se puede pasar o no», señaló Antón.

En mitad del revuelo, la Asociación de Propietarios de Mascotas de Santa Pola y Gran Alacant, Aspetga, lleva ya recogidas 500 firmas en contra de esta propuesta, a través de las clínicas veterinarias y diferentes establecimientos de la localidad.El colectivo se ha mostrado partidario de que se endurezcan las sanciones a ante los comportamientos incívicos, pero, al mismo tiempo, no ha ocultado su rotundo rechazo a las prohibiciones y a que paguen justos por pecadores.

La asociación ha organizado una jornada de recogida de excrementos en los alrededores del colegio de Gran Alacant, con la que pretenden dar ejemplo y concienciar sobre la limpieza.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine