Semana Santa
Crevillent

El sentido de la Semana Santa

Cientos de fieles llenan la plaza de la Constitución para revivir la Resurrección de Cristo en la Procesión del Encuentro

29.03.2016 | 01:12
El sentido de la Semana Santa

Colofón. La Procesión del Encuentro entre Jesús Sacramentado y la Regina Pacis puso ayer el punto y final a la Semana Santa crevillentina. En una soleada mañana, la Plaza de la Constitución se llenó de vecinos y visitantes para presenciar la Resurrección de Cristo, un momento de júbilo que se refuerza mediante la suelta de palomas como símbolo de libertad y la interpretación del «Alleluia» de Heandel.

Gozo y esplendor en el acto que da sentido y cierra la Semana Santa crevillentina, el de la Resurrección de Cristo. En un soleado Domingo de Gloria, cientos de crevillentinos llenaron ayer la plaza de la Constitución para participar en la emotiva procesión del Encuentro entre Jesús Sacramentado y Regina Pacis.

El repique de campanas anunció, pasadas las 11.30 horas, la salida bajo palio de Jesús Sacramentado del templo parroquial de Belén, precedido de un grupo de fieles alumbrando, que rodeó la plaza para volver a entrar en ella. Al mismo tiempo, salió del interior de la iglesia el paso de San Juan de la Palma, que se encontró de frente con Jesús Sacramentado.

En ese momento, los costaleros apartaron a un lado la imagen de San Juan para dejar paso a la Regina Pacis, que surgió entre la multitud vestida de riguroso luto, pero al encontrarse con Jesús Sacramentado, el manto negro cayó dejando paso a otro de color azul. De esta forma, la Virgen mostró a los crevillentinos su júbilo por saber que su hijo, muerto en la Cruz, había resucitado. En esos momentos, el público asistente rompió en vítores y aplausos para celebrar la resurrección de Cristo. La alegría del encuentro también se escenificó con una suelta de palomas que volaron hacia la libertad desde el interior del trono de la Regina Pacis. La interpretación del «Alleluia» de Heandel, a cargo de la banda de la Sociedad Unión Musical de Crevillent y los miembros de Coral Crevillentina y el Orfeón Voces Crevillentinas, intensificó la emotividad del momento. Después, la procesión finalizó en el interior del templo parroquial con la celebración de una eucaristía.

El encuentro entre la Regina Pacis y Jesús Sacramentado puso el punto y final a la Semana Santa de Crevillent, declarada de Interés Turístico Internacional. En él, los vecinos pudieron contemplar dos bellas imágenes como son la Regina Pacis que realizó el artista Carmelo Vicent en el año 1941, y el San Juan de la Palma que talló Antonio Riudavest en 1871.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine