Crevillent

La promotora del residencial El Pinar de Crevillent pide un año más de prórroga para finalizar las obras

La empresa pretende completar el periodo máximo de cuatro años de moratoria para concluir con los trabajos pendientes en la urbanización del residencial

18.02.2016 | 01:08
La promotora del residencial El Pinar de Crevillent pide un año más de prórroga para finalizar las obras

El alcalde asegura que esta nueva suspensión cuenta con los informes jurídicos favorables.

El alcalde de Crevillent, César Augusto Asencio, convocó ayer una Comisión de Urbanismo para tratar y dictaminar la propuesta de suspensión por un periodo de un año de las actuaciones de urbanización en el Residencial R-10 de El Pinar. La empresa promotora de la urbanización, que está obligada a cumplir con el convenio establecido, presentó la solicitud al Ayuntamiento. El alcalde apuntó que esta nueva prórroga «cuenta con los informes jurídicos y técnicos favorables», y explicó que con esta petición «se completa el periodo máximo de cuatro años de moratoria en la suspensión de las obras de urbanización general del sector, que está pendiente de finalización».

El Decreto Ley 2/2011 de la Generalitat Valenciana, de medidas urgentes de impulso a la implantación de actuaciones territoriales estratégicas, permite que, por motivos económicos, los promotores puedan solicitar la suspensión temporal en las obras de los sectores urbanísticos que estén en tramitación.

El Ayuntamiento de Crevillent aprobó en febrero de 2013 la suspensión temporal de la urbanización por dos años, y en 2015, la Agrupación de Interés Urbanístico pidió otra prórroga de dos años más, aunque, en esa ocasión, el Consistorio sólo aprobó un año de suspensión, a la espera de que, con los datos que había de recuperación económica, se pudiera reiniciar la urbanización.

El alcalde recordó que el Consistorio «ya recibió parcialmente la primera fase de la urbanización del R-10, estando las viviendas de esa fase terminadas y habitadas, y según la legislación urbanística, es posible solicitar un último año más». Asencio apuntó que «en caso de que la urbanizadora no continúe con las obras después de la última moratoria, perderá los derechos de urbanizar, al agotar los cuatro años de suspensión y, por tanto, se procederá a la extinción del convenio del Residencial R-10 El Pinar».

En previsión de que ello pueda ocurrir, el alcalde pidió a los servicios jurídicos y técnicos municipales, que se pusieran a trabajar en la elaboración de una propuesta de contratación con el objetivo de que se revise y audite el convenio que fue suscrito entre el Consistorio y la urbanizadora.

Cuando llegue el vencimiento, se tendrá que comprobar cómo quedan las actuaciones de la zona residencial, las cargas que están pendientes, qué derechos tiene el Ayuntamiento y como inscribirlos en el Registro de la Propiedad. Para ello, se pedirá asesoramiento a una empresa consultora especializada que garantice los derechos que el convenio le otorga al Ayuntamiento, todo ello bajo la supervisión de los funcionarios municipales, subrayó el primer edil.

En febrero de 2013, el Ayuntamiento de Crevillent aprobó el aplazamiento por dos años del Plan de Actuación Integrada del Sector R-10 El Pinar, como consecuencia de la crisis inmobiliaria.

La Agrupación de Interés Urbanístico –empresa promotora de la urbanización– se comprometió entonces a limpiar las zonas ajardinadas y a asumir el mantenimiento y las medidas de seguridad de la zona que queda por urbanizar, mientras que el Consistorio local se encargaba de los servicios municipales de alumbrado, alcantarillado, agua, recogida de basuras y limpieza de calles.

Requerimientos
Desde entonces, el Ayuntamiento se ha visto obligado en varias ocasiones a requerir al promotor que limpie la hierba de la calzada, o que corte las calles cuando se esté ejecutando alguna actuación. No obstante, el propio Consistorio se ha tenido que ocupar de estas actuaciones de forma subsidiaria y en estos momentos, se encarga del mantenimiento del residencial a través del contrato de jardinería con la empresa Geamur, que realiza tareas de poda, tratamientos de plagas, riego automatizado y limpieza.

Además, la administración local construyó recientemente una rampa de hormigón para unir la zona del polígono del Fayma con el sector R-10, colocó unos bancos para que los vecinos dispusieran de sombra en la zona verde, y reparó unas farolas que se encontraban en mal estado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine