Crevillent

Guillermo Belso Candela: «Tenemos que ser suficientemente rentables para hacer frente a los retos que se presentan»

Presidente de Cooperativa Eléctrica San Francisco de Asís

14.12.2015 | 05:04
Guillermo Belso, en la sede Cooperativa Eléctrica.

Guillermo Belso cree que fue su carácter conciliador y el hecho de trabajar en Crevillent lo que decantó la balanza en detrimento del resto de consejeros. Después de su elección como nuevo presidente de Cooperativa Eléctrica en sustitución de Enrique Mas, asume los grandes retos de la entidad.

Guillermo Belso Candela (Crevillent, 1967), es el nuevo presidente de Cooperativa Eléctrica San Francisco de Asís, la compañía crevillentina fundada en 1925 por un grupo de empresarios locales y que se ha convertido en todo un referente a nivel nacional. Belso, licenciado en Económicas y director Financiero de Manufacturas Artesa y Naturtex, sustituye a Enrique Mas Carreres, presidente de la entidad los últimos 20 años, que renunció al cargo esta misma semana para dar paso «a un necesario cambio generacional», según sus propias palabras. El nuevo dirigente de Cooperativa Eléctrica lleva vinculado a la entidad tan sólo dos años, como consejero.

¿Se esperaba ser elegido presidente?

Desde el primer momento sabíamos que la presidencia de Enrique tenía fecha de caducidad, él lo dijo así cuando se presentó hace dos años, tenía en mente dirigir la renovación de todo el Consejo Rector, y después de las elecciones celebradas el pasado 13 de noviembre, esa renovación ya se ha completado, y Enrique ha cumplido su compromiso y ha dejado el cargo como ya anticipó en su día.

En ese momento, ¿se imaginó que podía ser su sucesor?

Evidentemente, uno de los cinco consejeros que entramos hace dos años con Enrique tenía que ostentar el cargo de presidente, y mis compañeros consideraron que yo era el más adecuado.

¿Qué características son esas que sus compañeros vieron en usted para ostentar la presidencia de Cooperativa? ¿Tal vez la preparación académica y profesional?

No creo que sea eso. Formamos un consejo de gente muy preparada (un abogado, un ingeniero y tres economistas), y por tanto, todos tenemos la suficiente formación académica y experiencia profesional como para poder asumir un cargo de este tipo. Quizá me escogieron a mí por poseer un carácter más conciliador, y porque trabajo aquí en Crevillent, ya que este cargo requiere «estar a mano», por si tienes que atender cualquier asunto de la entidad de forma inmediata.

¿Cómo afronta el cargo?

Lo afronto con responsabilidad, con gratitud hacia Enrique Mas y hacía los consejeros que nos han precedido en el cargo y en la Junta Rectora, también por supuesto a los trabajadores de la casa, que son fundamentales, y a los socios que apoyaron nuestra candidatura hace dos años, y como no a todo el pueblo de Crevillent. La carga de responsabilidad es muy importante y espero estar a la altura.

¿Qué retos se propone para esta nueva etapa?

Es demasiado pronto para que yo como presidente pueda plantearme algún reto distinto a los que ya asumimos y en los que venimos trabajando. Tenemos alguna idea para el futuro, pero los proyectos inmediatos son bastante genéricos. Por una parte, queremos reforzar la comunicación con los socios, para que sean conocedores en todo momento del trabajo que realizamos desde la entidad; además, queremos seguir apostando por las energías renovables y 100% limpias, que tanto caracterizan a Cooperativa y que realmente nos motivan mucho. En este sentido, ahora mismo hay un proyecto en ciernes que es ampliar el Huerto Solar de El Realengo y que ya ha empezado a andar; y por supuesto, seguiremos apostando por la Obra Social como no puede ser de otra forma, que es un tema prioritario para Cooperativa y para Crevillent. Por otra parte, debemos afrontar como mejor podamos los cambios en el sector eléctrico, y reaccionar a ellos, ya que algunos afectan de forma muy importante al funcionamiento de esta empresa.

¿De qué manera puede afectar la normativa estatal en el funcionamiento de la compañía?

Llevamos ya unos cuantos años que por sistema, lo que paga el Estado para distribución (que es a lo que siempre se ha dedicado Cooperativa) va a menos y al final mantener la obra social y el mejor precio para los cooperativistas es complicado, y tenemos que hacerlo por otras vías. Afortunadamente, esta entidad también se dedica a la producción, y seguimos siendo una empresa líder en el sector. Pensamos que al final conseguiremos nuestros objetivos por otros medios, pero la garantía que tenías antes de una distribución suficientemente retribuida es evidente que va a menos, y por tanto, los ingresos descienden de forma importante. Pero las grandes metas de Cooperativa siguen siendo las mismas: conseguir el mejor precio para sus asociados y la Obra Social.

¿Podrán las grandes eléctricas acabar con otras compañías más pequeñas?

El lobby de las grandes eléctricas tiene mucha fuerza y siempre la ha tenido. Cooperativa es una compañía pequeña pero grande, es líder dentro de las pequeñas y tenemos que jugar esa baza y hacernos importantes para al final, en el pequeño trozo de tarta que nos quede, ser suficientemente rentables para poder hacer frente a los retos que tenemos.

Tendrán que estar siempre atentos a los cambios...

El sector eléctrico es muy cambiante y no tienes una tranquilidad, no es como hace 20 o 30 años que el negocio era mucho más estable, aunque había otros problemas de calidad que ahora están resueltos. Hoy en día no hay cortes de luz, se ha incrementado la calidad del servicio y se ha reducido el tiempo de respuesta a los pequeños incidentes. Eso es un logro que se ha conseguido por los distintos consejos rectores que han hecho un buen trabajo, junto con los empleados de la casa. Ahora tenemos un nuevo reto, esa incertidumbre está encima de la mesa y hay que luchar contra ella, o mejor dicho, aprender a vivir con ella.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine