24 de septiembre de 2015
24.09.2015
Santa Pola

Las empresas de autobuses rechazan la nueva estación y paran en la antigua

Las operadoras critican la falta de espacio en la terminal, el futuro pago de un canon y prefieren esperar a que la apertura sea definitiva

24.09.2015 | 01:58
Las empresas de autobuses rechazan la nueva estación y paran en la antigua

Las compañías de autobuses que operan en Santa Pola han rechazado entrar a la nueva estación y seguir haciendo uso de las antiguas instalaciones.

Desde las empresas de transporte señalaron que existen problemas de espacio para detener todos los autocares en la terminal y criticaron que el arcén antiguo, que todavía sigue funcionando es más grande que lo que tienen ahora. Además, algunas han decidido no utilizar la terminal recientemente construida hasta que no pasen la auditoría acústica, cuyo plazo límite es de 45 días, con el objetivo de no confundir a los pasajeros.

Asimismo, otras apuntaron que desde Vectalia se les obligará a pagar un canon por detener sus autobuses en la nueva estación y se opusieron a esta medida.

Con ello, cinco empresas han decidido plantar a Vectalia, la concesionaria de las obras y sólo una, grupo Subús perteneciente al mismo grupo, sí que hace uso de las instalaciones.

De esta manera, los vecinos santapoleros se ven obligados a seguir utilizando los viejos arcenes a pleno sol para esperar la llegada de sus medios de transporte con destino a diferentes puntos de la comarca y de la provincia, mientras que la terminal abierta desde el viernes pasado permanece casi vacía.

Por el contrario, desde Autobuses Playa de San Juan, adjudicataria de las obras y de la gestión de las instalaciones defendieron que tienen la licencia de apertura definitiva y que «no es provisional».

Asimismo, afirmaron que «ya se les ha comunicado a las operadoras de la puesta en marcha del servicio y que pueden hacer uso del mismo. No obstante, desde Vectalia también precisaron que «la empresa está pendiente de la aprobación de un reglamento por parte de la Conselleria, que supondrá obligar a las operadoras a trabajar en la estación de autobús nueva».

El pleno aprobó la pasada semana por unanimidad conceder la licencia de apertura a la constructora, después de que la constructora tuviera que cerrar este verano para solucionar deficiencias en los accesos y vallado. El ruido fue uno de los grandes problemas denunciados por los vecinos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine