EN DIRECTO
SANTA POLA

El Consell realiza un estudio de viabilidad para construir unas 50 viviendas sociales

Los inmuebles se ofrecerán en régimen de alquiler y el Ayuntamiento propone que se sitúen a la entrada del municipio

 01:53  
El Ayuntamiento apuesta por la construcción de viviendas sociales de alquiler
El Ayuntamiento apuesta por la construcción de viviendas sociales de alquiler  DIEGO FOTÓGRAFOS

M. J. SANMARTÍN El Instituto Valenciano de la Vivienda (Ivvsa), dependiente de la Conselleria de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda, está realizando un estudio de viabilidad de la construcción de viviendas sociales en régimen de alquiler. Para ello, el Ayuntamiento ofreció el suelo de una parcela ubicada a la entrada de la localidad, concretamente, a las espaldas del supermercado Hiperber.
La promoción se prevé que conste de unas 48 ó 50 viviendas que estarán destinadas a familias de renta baja, "según los parámetros que estime el Ivvsa", señaló la concejal de Urbanismo, Dolores Gadea. La edil preve que el organismo autonómico ofrezca una respuesta próximamente ya que "es muy necesario para Santa Pola". En este sentido, la responsable del área destacó que, por el momento, la localidad necesita más aún este tipo de iniciativas que las promociones protegidas (VPO), a las que hay muchas familias que aún no pueden acceder, según las experiencias de los dos bloques construidos en este régimen.
En este sentido, Gadea apunta que hay una gran demanda de información y de peticiones de viviendas, pero recuerda que aún hay sin adjudicar algún piso de la calle Tarragona, las primeras que se hicieron, ubicadas tras Camelot.
"Los bancos han variado tanto las condiciones que ha quedado alguna libre", explicó la edil. En principio, fueron siete las viviendas que se quedaron sin propietario, según señaló la responsable, pese a que en su día se creó una bolsa de reservas. Y, de hecho, actualmente aún se puede optar a alguna de ellas a través de la página web del Ivvsa.
A esta situación se une que la siguiente promoción de VPO realizada en el municipio, y ubicada en la parte alta de la localidad, agotó la lista de espera, compuesta por unos 160 personas. "Muchas personas han debido echar mano de familiares para avalar el préstamo", y otros han renunciado finalmente, expresó Gadea.
Ante estas dificultades, la comisión de Vivienda, compuesta por representantes de los tres grupos políticos que forman la Corporación municipal y técnicos expertos en la materia, analizó por qué ha sido tan difícil adjudicar las viviendas y acordaron que para próximas iniciativas de VPO se cambiará el procedimiento y, en lugar de realizar el sorteo cuando la obra esté finalizada, éste se realizará a su comienzo. Gadea señala que la idea es, "tan pronto se presente el proyecto, realizar el sorteo y las adjudicaciones para que se comience a pagar una cantidad mensual desde entonces y no haya que dar entrada".
En este sentido, la concejal explicó que, según han tenido constancia en el Ayuntamiento, el principal problema que encontraban los interesados era el hacer frente a una cantidad inicial que en la mayoría de casos no tenían, "por lo que los aspirantes tenían que asumir dos préstamos, el de la entrada y el de la vivienda".

  HEMEROTECA