Excepcional oportunidad de futuro

INFORMACIÓN está obligado a continuar cumpliendo una misión capital en la conformación de la sociedad alicantina del siglo XXI

27.10.2016 | 11:04
Empresa tecnológica alicantina.

Una efemérides como la que la sociedad alicantina celebra estos días constituye una espléndida oportunidad para hacer balance y para visualizar escenarios de futuro. El balance será sin duda presentado con rigor por numerosos articulistas en estas mismas páginas: más de 27.000 ediciones conforman un bagaje extraordinario y único para explicar tanto la evolución de una concreta sociedad cuanto el extraordinario papel de un medio de comunicación en su misión informativa, crítica y conformadora de opinión. Las siguientes líneas pretenden proyectarse hacia el futuro e invitan a reflexionar sobre el papel de INFORMACIÓN en su camino hacia el centenario, un camino plagado de incertidumbres y de retos que cuestionan directamente su modelo de negocio y el de la sociedad alicantina a la que pretende servir. La sabia conjugación de ambos parámetros determinará el futuro de esta querida y entrañable institución, que se enfrenta sin duda en los próximos años a una etapa fascinante y crucial de su ya larga historia.

No existe la varita mágica ni el agorero capaz de determinar el porvenir. Pero es urgente reconocer que el entorno social al que consagra su quehacer INFORMACIÓN –la provincia de Alicante- lleva demasiado tiempo haciendo aguas por todas partes.
¿Cómo es posible que un territorio conformado por comarcas tan bien definidas, bendecido por los dioses de la climatología y de la calidad de vida y que atesora tal masa crítica de ciudadanos dotados de legendaria disposición para crear riqueza de la nada no haya sido capaz a lo largo de la historia de encontrar su identidad ni de vertebrar los ejes nucleares necesarios para edificar su modelo de sociedad? Sean cuales fueren las razones, estoy convencido de que el extraordinario cambio exponencial que implica el asentamiento de una nueva sociedad cuyos ejes nucleares son la innovación, el conocimiento, la información, la digitalización y la tecnología supone una excepcional oportunidad para nuestra tierra que estamos obligados a asumir con la máxima seriedad.

Hace casi doscientos años Javier de Burgos diseñó un mapa provincial y radial para España en plena consonancia con el esquema centralizado borbónico y con el advenimiento de la sociedad industrial. Paradójicamente, el modelo no se articulaba en torno a provincias sino en torno a capitales de provincia. Tan solo en una de ellas este artesonado administrativo radial estaba condenado al fracaso: sin una capitalidad reconocida y legitimada, con una extraordinaria variedad de comarcas dándose la espalda y con una decena de poblaciones superando los 60.000 habitantes, la mal llamada «provincia de Alicante» –cuántos problemas nos hubiéramos ahorrado si se llamara de otra manera- constituye hoy todavía una excepción –y negativa- en el panorama nacional.

Pero la buena noticia es que la nueva sociedad ya no funciona con cánones radiales sino rediales o neuronales y ello es así porque los sistemas radiales se compadecen mal con las sociedades capaces de generar riqueza y eficiencia a partir de la colaboración y no de la confrontación. Así pues, la provincia de Alicante, en la medida en que nunca ha sido capaz de progresar radialmente, se encuentra magníficamente preparada para afrontar una sociedad con diseño neuronal.
Para responder a este reto debemos ser capaces de entender las claves de una nueva sociedad donde los parámetros no son ya locales y analógicos sino globales y digitales. Y ello implica necesariamente, a mi modo de ver, conjugar adecuadamente tres dimensiones, la política, la societaria y la de comunicación.

Es precisamente en épocas de crisis cuando los políticos están obligados a proponer a los ciudadanos un nuevo modelo de sociedad capaz de articular las diferentes comarcas que constituyen un territorio –llámesele provincia, comunidad autónoma o de cualquier otra forma- en torno a objetivos comunes. Es el momento de hacerlo y estoy convencido de que sólo un entorno favorable a la creación, el desarrollo y la fertilización de empresas de base tecnológica será capaz de atraer y retener el necesario talento para ello. Esta debería ser, por tanto, la prioridad.
Claro que las cosas no van a cambiar si los ciudadanos no somos capaces de cambiar de actitud al socaire de los nuevos vientos. Arrasados los modelos de negocio antaño calificados como «bendición de los dioses» –turismo barato, ladrillo barato, plástico barato-, desecado el maná del crédito fácil e inagotable, instalada la ciudadanía en un derrotismo estéril inoculador de conciencias y devastada la ilusión colectiva por más de veinte años de gestión megalómana, corrupta e ineficiente, sería iluso pensar que otros van a sacarnos las castañas del fuego. Por eso somos ya muchos lo que estamos convencidos de que de este entuerto solo vamos a salir nosotros y de que ha llegado el momento –para usted, para mí- de pasar del bando del pesimismo y de la queja al bando de la acción, por encima de las ideologías concretas. En la nueva sociedad ello implica reconocer el proceso lógico que debe conducirnos de consumidores a ciudadanos, de ciudadanos a actores, de actores a protagonistas, de protagonistas a autores y de autores a co-autores.

Pero no de cualquier manera, claro. Si esta sociedad es la del conocimiento, vamos a usarlo entre todos. Con pequeños proyectos bien estructurados, bien relacionados entre sí, fertilizando unos a otros. Poco a poco. Si no podemos cambiar el mundo, ayudemos a cambiar al menos nuestro entorno más próximo. No necesitamos dinero para pensar ni para proponer proyectos originales y de calidad que puedan ejecutarse a nuestro alrededor. La financiación vendrá –seguro– después: se trata simplemente de invertir el orden pernicioso que nos ha hecho creer durante tanto tiempo que primero había que tener el dinero y luego había que ponerse a pensar en qué hacer con él para gastarlo. Estoy convencido de que el paradigma debe ser justo el contrario y de que toca cambiarlo ya.

Afortunadamente existen ya muchas iniciativas y muchas personas en nuestro entorno que se están comprometiendo a aportar su grano de arena en aquellos proyectos donde mayor valor añadido puedan ofrecer. Por eso, porque no podemos esperar más, muchos hemos decidido iniciar este camino destinado a levantar una comunidad de co-autores, es decir, de personas decididas a no permitir que sean otros los que escriban la historia de nuestra tierra.

En fin, no es menos cierto que este empeño colectivo e integrador –todos estamos invitados- por decidir conjuntamente nuestro futuro en el marco de la sociedad global y digital no fructificará de manera espontánea y no será posible sin el apoyo y la fertilización que aportan los medios de comunicación. Uno de ellos asume hoy –y debe hacerlo también mañana- una responsabilidad muy especial y estoy convencido de que sus protagonistas son muy conscientes de ello. En un momento en el que la crisis del modelo de negocio de la prensa en papel, que tantos réditos ha proporcionado a la sociedad y, en especial, a los sistemas democráticos en los últimos siglos, obliga a redefinir completamente sus reglas de juego en el marco digital y en el que todos nos estamos jugando en este envite algo tan elemental como la supervivencia de un periodismo de calidad absolutamente esencial para la salvaguarda del derecho a la información y del derecho de libre expresión, INFORMACIÓN está obligado a continuar cumpliendo, como protagonista del nuevo periodismo profesional, una misión capital en la conformación de la sociedad alicantina del siglo XXI. No me cabe la menor duda de que lo hará. Y también de que será esta misma sociedad, a la que sirve, quien le juzgará por ello.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
CaixaBank - Particulares, Empresas, Línea Abierta Grupo Cooperativo Cajamar - Cerca de ti también en Internet
HIDRAQUA - Home Hidraqua Banco Santander Particulares. Ventajas para nuestros clientes - Banco Santander
Banca Online de BBVA Puerto de Alicante
Iberdrola Clientes | Ofertas y servicios de luz y gas El Corte Inglés: Comprar moda, electrónica, informática, libros online
HOSBEC - Asociación Empresarial Hotelera de Benidorm y la Costa Blanca Expert electrodomésticos: Profesionalidad y servicio cerca de ti
Universitat Politècnica de València, Campus de Alcoy Benigar Corporación
Clínica Vistahermosa - Alicante Fundación Caja Mediterráneo ? Aquí nos tienes, como siempre
Fundación Laboral de la Construcción de Comunidad Valenciana COES: Comedores escolares
Apartamentos en la playa en venta, casas en la Costa Blanca. TM Grupo Inmobiliario Mercedes Hijos de M. Crespo | Concesionario Mercedes Benz
Ineca. Instituto Estudios Económicos de Alicante Porsche España - Dr. Ing. h.c. F. Porsche AG
Bussines World Alicante Hogar - Gas Natural Fenosa
Reproducción asistida - Tratamientos de fertilidad - IVI Ajuntament d'Elx
Seguros de salud - ASISA  Ayuntamiento de l'Alfàs del Pi | Sede Electrónica
Las mejores Playas de Alicante Tiendas Anticrisis - El Castor | Muebles baratos online - Tiendas Anticrisis
Particulares - BANCO SABADELL Zenith - The ROI Agency - Part of Publicis Media
Panama Jack - Tienda Online Oficial Universidad Miguel Hernández
Havas Media Yates y embarcaciones Astondoa . Astondoa Yachts . The magic of seduction
Lokímica Bodegas Xaló, vino y mistela de Jalón - Bodegas Xaló
Generalitat: Benvinguda Asociación de empresas sector terciario provincia Alicante
Aguas de Alicante Consum
Enlaces recomendados: Premios Cine