La salidas laborales están en la ingeniería, las áreas tecnológicas y la informática

La demanda es más alta que la oferta y cada año un centenar de prácticas para universitarios se queda sin cubrir

21.02.2016 | 01:58
La salidas laborales están en la ingeniería, las áreas tecnológicas y la informática

Los brotes verdes llegan a los gradosde la construcción La docencia es la salida para la mayoría de estudios de letras.

¿Eligen los estudiantes universitarios su carrera por las salidas laborales? Las universidades alicantinas apuntan al unísono que lo que más anima al estudiante es la vocación, aunque reconocen que hay ya una tendencia creciente a pensar primero en el futuro que espera al estudiante cuando acabe su formación universitaria. Cada persona y sus circunstancias es un mundo. Aunque lo que es cierto es que hay carreras más proclives que otras a ser seleccionadas porque prometen un mejor trabajo. De la misma forma que la demanda de máster también ha crecido ya que muchos estudiantes prefieren seguir formándose ante el crítico panorama laboral y otros dar continuidad a su grado para especializarse y mejorar así su empleabilidad futura.

En las universidades alicantinas las carreras con más salidas laborales son aquellas relacionadas con las nuevas tecnologías y el big data, ingenierías como la informática, de redes, del ciberconocimiento, industrial, la ingeniería multimedia, las telecomunicaciones, y las que tienen que ver con imagen y sonido tienen una demanda alta y en alza. Los informáticos están tan demandados que «en un año académico se quedan vacantes más de cien ofertas», corrobora Noelia Ferri, responsable del área de Empleo de la Universidad de Alicante.

Tienen salidas laborales aquellas relacionadas con la salud tiene un grado de empleabilidad, algo superior al 50%: Medicina, biotecnología, fisioterapia, podología, terapia ocupacional, farmacia. Y también son grados con mayores salidas laborales los estudios relacionados con el derecho, el comercio, la empresa, la economía y las relacionadas con las áreas contables y administrativas.

En el otro lado de la moneda, las que tienen menos salidas son las áreas de letras, las filologías (excepto la inglesa y traducción e interpretación). Son más escasas las ofertas de prácticas y empleo para Filología Árabe o Lengua y Literatura, Historia, Humanidades, ya que son carreras muy enfocadas a la educación. En estos casos, los estudiantes suelen optar por el máster en educación secundaria.

«Se mantienen y con fuerza Económicas, Derecho, Empresariales con ADE, DADE ya que tienen un abanico amplio de trabajo. Y en algunos casos, las empresas optan por tener a personas sobretituladas para ejerce un empleo que no lo requiere tanto y demandan estos perfiles como administrativos, contables, responsables de recursos humanos. Son carreras que «siempre tienen salida en mayor o menor grado», cuenta la experta.

Universitario, menos desempleo
El estudio de la consultora KPMG de 2015 revela que los universitarios, independientemente de lo que estudian, tienen menos desempleo que la media de la población. Indica que a corto plazo el nivel retributivo es equiparable a otros trabajadores no universitarios, pero a medio y largo plazo tienen mayores probabilidades de ganar más y además tienen mayor satisfacción en el empleo y mejor carrera profesional.

Para la consultora, estudiar una carrera universitaria se ha convertido para muchos en una decisión referenciada al mercado de trabajo. Titulaciones como las ingenierías y la informática muestran una mayor demanda laboral, pero los expertos coinciden en que lo importante es convertirse en un profesional de alta cualificación, con idiomas y experiencia internacional. Y la tendencia es que la demanda se orienta a los conocimientos de programación.

El barómetro de empleabilidad y empleo de los universitarios españoles de 2015 refleja que las competencias que los empleadores más demandan, en opinión de los titulados, son «la capacidad para asumir responsabilidades, el compromiso ético, la capacidad para resolver problemas, la de organización y planificación, la capacidad para gestionar la presión y las habilidades interpersonales».

El 77%, de una muestra de 13.000 titulados españoles, considera que su último empleo está «muy relacionado con sus estudios» y coincide completamente en ciencias de la Salud, a continuación los titulados de Ciencias, Ingeniería y Arquitectura. Mientras que los de Artes y Humanidades son los que trabajan en temas más alejados de su formación seguidos por los titulados en Ciencias Sociales y Jurídicas.

Todo ello se refleja también en los datos con los que cuentan universidades como la de Alicante y la de Elche cuyos observatorios de empleo corroboran estas tendencias. Desde 2015 tanto el Gabinete de Iniciativas para el Empleo de la universidad de Alicante Gipe, como el Observatorio Ocupacional de la Universidad Miguel Hernández (UMH) han apreciado un incremento en el número de ofertas de empleo recibidas para sus alumnos graduados, algo que hacen coincidir con una mejoría de la crisis económica. Es una realidad que hay ciertas áreas donde es más fácil encontrar un empleo y en las universidades el termómetro son las ofertas que reciben de prácticas para estudiantes y de empleo para titulados.

La vicerrectora de Estudios, Formación y Calidad de la Universidad de Alicante, Cecilia Gómez, afirma que a la hora de plantear nuevos estudios, la universidad tiene en cuenta las salidas laborales. «Previamente a su diseño e implementación, se hace un estudio de las salidas profesionales, empleabilidad. En este sentido, es como se ha diseñado y ofertado recientemente los nuevos grados en Ingeniería Robótica y en Tecnologías de la Información para la salud», en la de Alicante. La vicerrectora añade que «los estudiantes eligen la titulación a cursar por motivos claramente vocacionales sobre todo, si bien ahora se comienzan a fijar en datos de empleabilidad, algo que hasta ahora no es determinante salvo en algún caso muy concreto y para nada general».

Y la responsable del área de Orientación Laboral de la Universidad, María José Piqueres, ahonda en que nunca orienta a un alumno por las salidas laborales de unos estudios, porque es una circunstancia que puede variar con el paso de los años.

4.000 titulados en la bolsa de empleo
Las universidades ofertan prácticas a los estudiantes de sus dos últimos años y tiene una bolsa de empleo para quienes han terminado su grado o máster. En Alicate se han inscrito 4.000 titulados en los últimos cinco años. Gestionan las ofertas de empresas de la provincia interesadas en quienes ya han terminado sus estudios y han sido formados para la vida laboral.

Y allí han constatado que, tras unos años de parálisis en las ofertas de prácticas y de empleo en las carreras relacionadas con la construcción, la de Alicante que es la universidad con más titulaciones relacionadas con este ámbito, vuelve a tener ofertas de prácticas y también de empleo para ingenieros, estudiantes de obras públicas, arquitectos o aparejadores, todas aquellas profesiones que tienen que ver con el mundo de la construcción. «Hemos tenido años en los que no salía nada por cómo estaba el sector y ahora vemos brotes verdes», explica María José Parra, responsable de Prácticas.

Estos años donde la crisis ha sido más aguda se han notado mucho en las ofertas de prácticas de la Universidad, sobre todo en el área de la construcción. La llegada de los brotes verdes permitieron que ya el año pasado se ofertaran 203 prácticas de un total de 1.305 ofertas de empreas de la provincia que buscan estudiantes de últimos cursos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Descuentos para el cine

Cuponísimo Diario INFORMACIÓN

Compra tus entradas con los mejores descuentos

- ABC Elx 3D
- Cinesmax 3D Petrer
- Cines Axion Playa de San Juan

 

Calendario laboral y escolar 2017/2018

Calendario laboral 2018 en la Comunidad Valenciana

Calendario Laboral 2018 de Alicante

Aquí tienes a tu disposición todos los días festivos en Alicante, así como el calendario escolar 2017/2018.

Enlaces recomendados: Premios Cine