El tercer año de sequía agudiza la desertización que sufre la provincia de Alicante

Alicante alcanzó ayer los cien días sin lluvia y con temperaturas en febrero en torno a los 23 grados, un inicio de mes que no se recuerda tan cálido desde el año 1998

10.02.2016 | 12:22

Climatología solo espera frío en un par de jornadas durante la próxima semana.

El anticiclón que se instaló sobre la provincia a finales del pasado octubre, y que la ha dejado sin precipitaciones, ha agudizado el proceso de desertización que sufre la provincia, la más amenazada del sur de Europa junto a Murcia y Almería. Si el cambio climático no lo remedia, la provincia entra ya en el tercer año consecutivo de sequía, una circunstancia que puede pasar una factura ambiental sin precedentes, según los expertos.

Alicante cumplió ayer cien días sin lluvias, producto, paradójicamente, de las activas borrascas atlánticas en el norte de España que, sin embargo, llegan secas a la provincia, donde el poniente reseca aún más un paisaje que está ya en alerta permanente, tanto por la falta de precipitaciones como de trasvases. El viento – con rachas de hasta 75 kilómetros por hora en Alcoy ayer– es el causante también esta semana de un aumento de las temperaturas que pueden llegar mañana jueves a los 23 grados de máxima y que han dejado las mínimas en unos «agradables» 5 grados en el mes que pasa por ser el más gélido del año.

Según los datos del Laboratorio de Climatología de Alicante habría que remontarse a 1989, hace 27 años, para encontrar un febrero tan caluroso en el que la ciudad de Alicante llegó a marcar los 29 grados de máxima. Desde el pasado 2 de noviembre sólo ha habido un día de lluvia (insignificantes los 8 litros por metro cuadrado) y este inicio de 2016 es similar a los de los años 1955, 1966 y 1995, ejercicios marcados por una grave sequía como la actual en la que, de momento, está asegurado el suministro urbano gracias a las desaladoras. El sector agrícola lo tiene peor porque la prioridad es el abastecimiento urbano. Desde diciembre todos los meses se cierran con una temperatura media dos grados por encima de lo normal. Diciembre con 14 grados y enero con 13,8.

La última vez que la provincia vivió una secuencia tan seca y prolongada como la actual se vivió en 1994, un año de extrema sequía en Alicante. «El mensaje que se debe trasladar que estamos viviendo un invierno como el que nos señalan los modelos climáticos para la segunda mitad del siglo. Una coyuntura que debe hacernos reflexionar sobre los sectores económicos de la provincia. Años como el actual son muy beneficiosos para el turismo y las actividades al aire libre y el ocio, pero no para la agricultura, que necesita asegurar su suministro hídrico», subrayó Jorge Olcina.

Asoma el invierno
Con todo, esta situación puede provocar que en la primavera se produzca un ajuste térmico y se alargue el invierno. De momento, la previsión meteorológica para la semana que viene avanza que entre el lunes y el jueves se desplomarán las temperaturas. Una masa de aire polar muy fría y el viento de levante en superficie provocarán lluvias y nieve en la montaña.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Descuentos para el cine

Cuponísimo Diario INFORMACIÓN

Compra tus entradas con los mejores descuentos

- ABC Elx 3D
- Cinesmax 3D Petrer
- Cines Axion Playa de San Juan

 

Calendario laboral y escolar 2017/2018

Calendario laboral 2018 en la Comunidad Valenciana

Calendario Laboral 2018 de Alicante

Aquí tienes a tu disposición todos los días festivos en Alicante, así como el calendario escolar 2017/2018.

Enlaces recomendados: Premios Cine